fbpx

San Francisco reconoce el fracaso de desfinanciar a la policía

La alcaldesa desvió 120 millones de dólares de la policía en 2020 para despúes arrepentirse por el aumento de la delincuencia.

La alcaldesa de San Francisco, London Breed estuvo entre los políticos progresistas de las principales ciudades del país que se comprometieron a apoyar la desfinanciación de la policía en el verano del 2020 tras la muerte de George Floyd en Minneapolis. No obstante, al año siguiente se arrepintió de su decisión debido al aumento del crimen en la ciudad.

Los datos de criminalidad en San Francisco son una preocupación a nivel nacional desde hace algunos años. Las cifras del FBI muestran que los asesinatos aumentaron casi un 17% en el año 2021 en comparación con 2020.  Los robos subieron un 2,4% este año y las violaciones crecieron a un 10% en comparación con 2021, según datos del Departamento de Policía de San Francisco.

Antecedentes

San Francisco desvió 120 millones de dólares pertenecientes a los departamentos de policía y sheriff a la comunidad negra en el año 2020, en una iniciativa llamada Dream Keeper Initiative:  "Redirigiremos 120 millones de dólares de las fuerzas del orden para apoyar estas prioridades durante los próximos dos años", dijo la alcaldesa Breed en su declaración del 31 de julio de 2020. "Permítanme repetirlo. Son 120 millones de dólares". Reafirmó.

En diciembre del 2021 debido al aumento de la delincuencia, Breed dio marcha atrás en la desfinanciación de las fuerzas del orden y anunció una solicitud de emergencia a la Junta de Supervisores de la ciudad para obtener más dinero para reforzar el departamento de policía y hacer frente al crimen. "Estoy orgullosa de que esta ciudad crea en dar segundas oportunidades a la gente", dijo Breed. "Sin embargo, también necesitamos que haya responsabilidad cuando alguien infringe la ley... Nuestra compasión no puede confundirse con debilidad o indiferencia... Mi abuela me educó para creer en el amor duro, en mantener la casa en orden, y lo necesitamos, ahora más que nunca".

El presidente del sindicato de la policía de San Francisco Tony Montoya comentó que el anuncio de Breed en diciembre era una prueba de que el movimiento Defund The Police había sido un error:

El anuncio que hizo ayer la alcaldesa Breed de desplegar más agentes de policía para hacer frente al inaceptable nivel de delincuencia en algunas partes de nuestra ciudad, concretamente en el Tenderloin, es un reconocimiento de que la presión para desfinanciar el SFPD fue un error.

Éxodo de agentes y fiscal destituido

El Departamento de Policía de San Francisco ha registrado, al igual que todo el país, un éxodo policial en niveles nunca antes vistos. Entre abril de 2020 y abril de 2021, las renuncias aumentaron en un 18% y las jubilaciones en un 45%, informó Mission Local este año. En agosto el departamento contaba con unos 300 agentes menos que en años anteriores. El mes pasado, la Junta de Supervisores aprobó el presupuesto de 14 millones de dólares de la ciudad para el año fiscal 2022-2023, que incluía presupuesto para cubrir unos 200 puestos vacantes de agentes de policía y para añadir fondos extra para la retención de agentes.

Según el análisis de Sfgate, la delincuencia en San Francisco ha estado desatada en gran parte por Chesa Boudin, un fiscal de distrito progresista, quien culpó del aumento de los delincuencia a las condiciones económicas provocadas por la pandemia y era muy poco eficiente en su lucha contra los crímenes. Lo calificaban por ser muy blando con los delincuentes. La policía de San Francisco afirmó que en 2021 sólo resolvió el 2% de los casos de hurto. Y se han resuelto el 10% de los casos de robo. La oficina de Boudin dijo que presentó cargos del 72% de los casos de hurto y del 79% de los casos de robo.

Los votantes de San Francisco destituyeron al fiscal Boudin en junio. La alcaldesa Breed anunció que Brooke Jenkins sustituiría a Boudin. Desde entonces, la recién nombrada fiscal se ha comprometido a restaurar el orden en la ciudad tomando medidas para responsabilizar a los traficantes de drogas y abordando los repetidos ataques contra los asiáticos.