fbpx

El gobernador de Texas invita a los alcaldes de Nueva York y Washington a conocer la realidad de la frontera

Greg Abbott exhortó a los funcionarios a ser testigos de la crisis humana que se vive allí.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha invitado al alcalde de New York, Erick Adams, y a la alcaldesa de Washington, D.C., Muriel Bowser, a que visiten la frontera del estado con México para que puedan tener una visión real de la dimensión de la crisis humana que se vive por la oleada de inmigrantes ilegales que siguen llegando.

El llamado lo realizó Abbott en una carta enviada a los alcaldes el pasado lunes: "Como gobernador, les invito a visitar nuestra región fronteriza para que puedan ver de primera mano la grave situación que se vuelve más urgente con cada día que pasa. Y a que se reúnan con los funcionarios locales que, como ustedes, se dan cuenta de que este asunto merece una acción federal inmediata".

El político explicó: "Como gobernador de un estado fronterizo del sur, he visto cómo los cruces ilegales alcanzaron niveles récord una y otra vez desde que el presidente Biden asumió el cargo". "En ausencia de acción federal, he desplegado recursos sin precedentes para prevenir, disuadir e interceptar la inmigración ilegal y la actividad criminal transnacional que amenaza a nuestros ciudadanos", añadió.

La invitación surge luego de que ambos alcaldes pidieran ayuda a la Administración Biden por el desborde de solicitantes de asilo que han recibido en las últimas semanas.

Eric Adams: los inmigrantes son una "verdadera carga"

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, afirmó recientemente en un comunicado que los inmigrantes se están convirtiendo en una "verdadera carga" para la ciudad. El político demócrata incide en el notable aumento del número de solicitantes de asilo que llegan de Hispanoamérica y otras regiones. Por ese motivo, le pidió al Gobierno federal fondos para atender la situación.

La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, solicitó hace unos días  que se active la Guardia Nacional para atender a los 4.000 inmigrantes que asegura fueron enviados desde Texas y Arizona en autobús.

Bowser expresó que la situación es insostenible porque no cuentan con suficientes recursos para prestar ayuda a las personas que están llegando y calificó la inmigración como «crisis humana» que ha alcanzado un «punto de inflexión».

Envío de autobuses desde Texas

El Abbott informó en una nota de prensa que "Texas ha transportado en autobús a miles de migrantes a Washington D.C. que de otro modo habrían sido liberados en pequeñas comunidades fronterizas con recursos más limitados que la capital de la nación".

Tanto Muriel Bowser como Eric Adams acusaron a los gobernadores de Texas y Arizona de enviar a cientos de inmigrantes a sus estados.