fbpx

18 fiscales generales piden a Joe Biden que declare al fentanilo "arma de destrucción masiva"

Ya en julio la fiscal general de Florida, Ashley Moody le hizo la petición al presidente, sin obtener respuesta alguna.

La fiscal general de Florida, Ashley Moody, y el fiscal general de Connecticut, William Tong, lideran una coalición bipartidista de 18 fiscales para exigir al presidente Joe Biden que clasifique al fentanilo un como arma de destrucción masiva, así lo dieron a conocer el pasado miércoles. Moody explicó que en julio ya le hizo esa solicitud al presidente Joe Biden, pero no recibió respuesta. Ahora se le han unido 17 fiscales generales, tanto del partido republicano como demócrata.

"Tratar esto únicamente como un problema de control de estupefacientes ha fracasado a la hora de frenar la proliferación de cantidades cada vez mayores de sustancias químicas que pueden causar un evento de víctimas masivas. El propio administrador de la DEA ha calificado el fentanilo como 'la amenaza más mortífera que ha visto la DEA'. Debemos tratarla como tal, por lo que hay que tomar medidas audaces", escribieron los fiscales, mediante un comunicado.

Los fiscales han detallado a la prensa que la droga se está cobrando un número récord de vidas en todo el país y sigue fluyendo libremente por la frontera suroeste. “Sólo en julio, el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos incautó 2.100 libras de esta sustancia; suficiente para matar a casi 500 millones de estadounidenses. Debido a la prevalencia y al bajo coste de producción, existe la preocupación de que las malas personas están convirtiendo al fentanilo en un arma”, informaron los fiscales.

Moody, además, sostuvo este jueves una reunión informativa sobre seguridad con antiguos funcionarios federales encargados de la lucha contra las drogas, con familias contra el fentanilo y con dirigentes de las fuerzas del orden, para hablar de la creciente amenaza que supone la sustancia. La fiscal reitera que es necesario que participen el Departamento de Seguridad Nacional y la Administración para el Control de Drogas (DEA) en coordinación con otras agencias, y con el Departamento de Defensa, "en lugar de que el gobierno federal simplemente trate la sustancia como un problema de control de narcóticos".

No debemos quedarnos de brazos cruzados

Una misiva firmada por los 18 fiscales generales reiteró la urgencia de hacer algo para combatir el ingreso del fentanilo al país:

No debemos quedarnos de brazos cruzados hasta que un terrorista decida infligir daño utilizando esta sustancia a un gran grupo de estadounidenses; nuestros compatriotas ya están muriendo por este veneno. No podemos esperar a que ocurra una tragedia cuando se pueden tomar medidas proactivas ahora para preservar las vidas de los estadounidenses. Le instamos a que tome medidas inmediatas y decisivas y declare el fentanilo como arma de destrucción masiva.

El fentanilo, un arma de destrucción masiva

"Somos conscientes de los escenarios que diferentes agencias federales y estatales han considerado utilizar y causar eventos de víctimas masivas. Sólo se necesitan dos miligramos de fentanilo para matar a un adulto, y se puede colocar fácilmente en otras sustancias", dijeron los ficales. También han argumentado que el fentanilo ya se habría utilizado como arma:

El ejército ruso lo usó para poner fin a una crisis de rehenes hace dos décadas, matando a más de 120 rehenes en el proceso

Según información publicada en Just the News el fentanilo es la principal causa de muerte de adultos en los Estados Unidos entre las edades de 18 y 45 años. En 2020, el 77% de todas las muertes por sobredosis de adolescentes involucraron fentanilo. El fentanilo se ha vuelto el narcótico preferido por los traficantes que entran al país procedentes de México