Voz media US Voz.us

Algunos votantes "anti-Trump" dicen que votarán por el expresidente para "salvar la democracia" tras el veredicto de culpabilidad en Manhattan

Exvotantes de Obama, Clinton y Biden ahora están listos por marcar la casilla del líder republicano.

Algunos votantes

(AFP)

El polémico veredicto de culpabilidad del expresidente Donald Trump en Manhattan, Nueva York, ha sido el límite marcado por muchos votantes estadounidenses “anti-Trump” que ahora decidieron apoyar al líder republicano en las próximas elecciones de noviembre.

En un reportaje publicado The Free Press, un grupo de siete personas que nunca habían votado por Trump explicaron sus motivos para pasarse al bando del expresidente.

La mayoría explicó que, a pesar de que no les agrada Trump, consideran que el presidente Joe Biden y los demócratas ahora representan un peligro mayor para Estados Unidos y sus instituciones.

Uno de ellos es Shaun Maguire, reconocido socio de la firma de capital de riesgo Sequoia, que anunció públicamente que donó $300.000 a la campaña de Trump tras el veredicto en Manhattan.

En declaraciones a The Free Press, tras publicar un extenso ensayo de más de 3.000 palabras donde explicó su decisión de apoyar a Trump, Maguire dijo que la condena contra el expresidente simplemente generó que apoyara aún más al expresidente, pero lo que realmente le molestó fue la acusación en su opinión descarada de la Fiscalía.

“No fue tanto la condena como el hecho de que se presentaran las acusaciones en primer lugar. No son tácticas democráticas las que se están utilizando”, dijo Maguire, quien después detalló que en 2016 estaba tan en desacuerdo con Trump que decidió apoyar a la demócrata Hillary Clinton.

De hecho, Maguire dijo que su “versión” del 2016 “habría odiado esta versión de mí mismo”.

“En 2016, pensé que era probable que Trump fuera tanto propiedad de Rusia como que sería altamente corrupto y antidemocrático. Eso me daba un miedo mortal. Pero después de ver sus acciones como presidente, esa influencia extranjera nunca pareció haberse materializado. Creo que ha sido uno de los presidentes más fuertes en política exterior que hemos tenido”, reconoció Maguire, quien además dijo que algunos de sus colegas en Silicon Valley también están cambiando su percepción sobre Trump.

Demócratas y libertarios de toda la vida apoyarán a Trump

Maguire no es el único “anti-Trump” que cambió su percepción sobre el expresidente en los últimos años.

Kate Nitti, una consultora de marketing de dos hijos que ahora reside en Nueva Jersey, dijo que fue votante demócrata toda su vida hasta el 2021, cuando por primera vez votó a un candidato republicano cuando todavía residía en la ciudad de Nueva York.

En ese momento, Nitti votó por Curtis Sliwa, el candidato del Partido Republicano para la Alcaldía de Nueva York. Dijo que fue un voto castigo contra los demócratas para demostrar su descontento contra el abuso de poder cometido por las autoridades durante el COVID-19, especialmente por las medidas sanitarias draconianas como el cierre de las escuelas o los mandatos de vacunas y mascarillas.

Nitti evolucionó su posición política hacia el centro, incluso cambiando su inscripción de demócrata a republicana con la esperanza de encontrar un candidato “centrista”. De hecho, este año todo indicaba que Nitti votaría por el candidato independiente Robert F. Kennedy Jr., pero tras el veredicto en Manhattan, la decisión ya no es tan clara para ella.

La consultora de marketing le dijo a The Free Press que está abierta a votar por Trump porque siente “la necesidad de enviar un mensaje a los demócratas de que su política sucia no será recompensada”.

Según Nitti, quien se definió como “liberal”, su voto dependerá en gran medida del castigo que enfrente Trump en la sentencia programada para el 11 de julio.

“No soy fan de Trump. Dicho esto, tengo un gran problema con la contorsión de la ley o el uso de la autoridad fiscal en nombre de 'salvar la democracia', que ha sido el mensaje de los demócratas durante los últimos cuatro años”, sentenció Nitti.

Otro que coqueteaba con un voto por Robert F. Kennedy Jr. era Eric Brakey, un senador estatal de Maine que se considera un republicano de la línea de Ron Paul y ha votado por el candidato del Partido Libertario en las últimas dos elecciones.

Brakey, quien todavía no había definido su voto para noviembre, ahora ya tomó su decisión: Donald J. Trump.

El senador estatal dijo que su decisión es sencilla, simplemente quiere salvar un principio sencillo e inviolable: “El principio es que el pueblo elija a nuestro presidente”.

Jack MacGuire, un consultor de viajes en Houston, Texas, tuvo quizás el camino invertido con respecto a Kate Nitti.

MacGuire en 2016, enojado porque el Partido Republicano había virado hacia el trumpismo, se inscribió como independiente.

De hecho, dijo que “no soportaba a Trump” y votó por Hillary Clinton en 2016. En 2020, decepcionado con los dos candidatos, confesó que no votó. Ahora, tras el veredicto en Manhattan, afirma que está con los votantes MAGA.

“Lo que sucedió tiene todos los niveles de corrupción y engaño y la voluntad de utilizar cualquier medio necesario para mantenerse en el poder. Me impulsó a decir basta ya. Estoy con la gente de MAGA, porque esto tiene que acabar”, sentenció.

Ni MacGuire ni Nitti están solos en la lista.

Emery Barter, un instructor de guitarra e ingeniero de grabación en Oakland, California, se calificó como “demócrata de toda la vida” y ahora también está listo para votar por Trump.

Barter confesó que votó e hizo campaña por Clinton en 2016 y votó por Biden en 2020, pero se desencantó con el Partido Demócrata debido a las políticas radicales progresistas impulsadas por la fiscal de distrito izquierdista Pamela Price.

Según Barter, los fiscales progresistas en California han generado un aumento tremendo de la inseguridad por sus políticas laxas contra el crimen.

Sobre Trump, Barter fue claro: ya no le tiene miedo.

El instructor dijo que muchos estadounidenses padecen del “Síndrome de trastorno de Trump” y eso les impide ver los problemas reales que enfrenta el país, como el acoso judicial contra la disidencia política. También cuestionó ferozmente a la prensa.

“Solía confiar en los medios de comunicación, pero ahora siento que se han alejado de la verdad. Creo que todo está completamente inventado”, atizó Barter, otro exdemócrata que votará por el expresidente Trump porque considera que un pequeño grupo de doce jurados no pueden decidir el destino electoral del país.

“Es un peligro para la democracia que Biden triunfe”

En Nashville, Tennessee, algunos electores no solo ya están pensando en votar por Trump, sino que están donando dinero a su campaña.

Adam Mortara, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago, dijo que no votó en 2020 porque su voto no iba a marcar la diferencia. Ahora, tras la decisión del jurado en Nueva York, donó $3.300 a la campaña de Trump.

Mortara forma parte de ese gran grupo de donantes nuevos y pequeños que llevaron al expresidente Trump a recaudar más de $200 millones en tres días tras el cuestionado veredicto de culpabilidad.

“Lo que me ha sacado de mis casillas es que, si no gana, y por un margen bastante considerable, eso validará este tipo de utilización del sistema judicial como arma en el futuro”, dijo Mortara a The Free Press, arguyendo que espera que el triunfo de Trump sirva como un muro de contención contra los “enjuiciamientos políticamente motivados y selectivos y retributivos de altos cargos políticos”.

Mortara cerró su participación en el reportaje explicando que, antes del veredicto de culpabilidad, pensaba que un triunfo de Joe Biden no significaba un peligro para la democracia, “Ahora, creo que sí lo es”.

De votar a Obama a Trump

Daniel Kotzin reveló a The Free Press no solo que votó dos veces por Obama, sino que hizo campaña por él.

En 2016, votó por Clinton y, finalmente, en 2020 decidió no apoyar a un demócrata, sino al candidato del Partido Libertario tras verse enfurecido por los excesos del Gobierno durante la pandemia del COVID-19.

Kotzin ahora dice que fue suficiente para él y votará por Donald Trump por primera vez, a pesar de que no le gusta como político y que preferiría otra opción en la boleta.

“La persecución de Trump es lo que decidió por mí porque me hizo pensar que tal vez él es diferente. Va a poner tierra de por medio en el engranaje. Le odian demasiado. Realmente, de forma literal, es porque le persiguen de forma tan agresiva e implacable que quiero apoyarle. Y no puedo ser el único. Es demasiado”, dijo Kotzin, quien manifestó serias preocupaciones por la persecución contra Trump, afirmando que podría pasarle a cualquier ciudadano estadounidense.

“Es aterrador porque obviamente es una persona muy poderosa y bien conectada. Si son capaces de ir a por él, en cualquier momento a cualquiera de nosotros nos podrían arrancar la alfombra y quitarnos la vida. No quiero vivir en un mundo así”, sentenció.

Recomendaciones

tracking