fbpx

Un juez permite a Biden desmantelar el programa ‘Quédate en México’

Las personas bajo esta medida migratoria podrán ingresar y permanecer en el país hasta día de su próxima cita judicial.

El juez federal de Texas Matthew Kacsmaryk ha anulado su orden del año 2021 de restablecer el programa "Quédate en México", en respuesta a una solicitud del Departamento de Justicia. Este fallo judicial le da al Gobierno de Biden vía libre para poner fin a la medida que obliga a los solicitantes de asilo a esperar fuera del país el trámite y, las resoluciones de sus casos.

Proceso migratorio dentro de EE.UU

El Departamento de Seguridad Nacional explicó en un comunicado que "se compromete a poner fin a la implementación de los Protocolos de Protección al Migrante, por orden judicial de forma rápida y ordenada".

Con el fin de esta medida, las personas que se encuentren actualmente en México y formen parte de los Protocolos de Protección al Migrante podrán acudir a su próxima cita en una corte y continuarán su proceso dentro Estados Unidos. Más de 60.000 solicitantes de asilo, la mayoría de los cuales quedaron varados en campamentos en la frontera mexicana, hicieron una parte del programa. Cerca de 5.800 han sido procesados a través de la segunda fase de MPP impuesta desde diciembre pasado, según las cifras más recientes. La mayoría son de Nicaragua, Cuba, Colombia y Venezuela.

Antecedentes judiciales

La Administración Biden eliminó en febrero de 2021 el programa Protocolos de Protección a Migrantes, conocido como "Quédate en México", establecido por el expresidente Donald Trump. Meses después, las cortes de Texas y Missouri presentaron una demanda para que fuese restituido. Fue el juez Matthew Kacsmaryk quien dictaminó a favor de los estados. Por lo que, en diciembre, se reinstauró la medida.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas señaló a los estados defensores de la ley. Les pidió que tomaran en consideración su último memorando donde argumentó que había fallas en la norma impulsada por Trump, así como una falta de "protecciones humanitarias que las personas merecen según la ley".

La orden emitida por el juez Kacsmaryk en 2021 fue respaldada por la Corte de Apelaciones del 5to Circuito. Esta decisión permitió al gobierno acudir a la Corte Suprema. El 30 de junio el máximo tribunal de justicia rechazó el pedido hecho por Texas y Missouri, otorgándole al DHS la facultad ejecutiva de poder poner fin al programa. Pero no es hasta este lunes cuando en un comunicado el Departamento de Seguridad Nacional acogió la decisión del magistrado Kacsmaryk de anular su sentencia del año pasado.