fbpx

Los altos impuestos obligan a emigrar a cada vez más californianos

Más de 74.000 personas han abandonado Los Ángeles por el alto costo de la vida en el último año.

California presenta uno de los mayores éxodos de su historia desde hace años. Decenas de miles de personas dejan el estado debido al alto costo de la vida. En el año 2021, el condado de Los Ángeles tuvo la mayor pérdida fiscal neta debido a la migración: más de 74.000 personas se mudaron a áreas cercanas con costos de vida más bajos, y otros abandonaron el estado por completo.

Las estrictas regulaciones empresariales y los servicios públicos de baja calidad son las posibles razones para explicar el descenso de la población. A eso se le une la creciente presión fiscal, que contribuye a las tendencias migratorias. El gastó publico por habitante ha subido en California en un 52% en el periodo 2000 al 2019. Y, aunque es considerada "la quinta economía del mundo", la crisis fiscal es inevitable.

Rentas más afectadas por los impuestos

En el caso de las personas con ingresos bajos y medios, los índices de salida de California han ido cambiando a lo largo de tiempo. Según el informe, 'Taxes and Net Migration in California', de Joshua Rauh, el porcentaje de población con menores ingresos que ha migrado del estado se ha mantenido en el tiempo en una horquilla del 0,90% al 1,5% . Asimismo, las personas de ingresos medios que ganan entre 51.530 y 263.222 dólares han estado saliendo de California a tasas un poco más altas: ha crecido del 1,64% en 2003 al 2% en el año 2018.

Las rentas más altas alcanzaron dos picos en las tasas de abandono del estado, coincidiendo con dos medidas de carácter fiscal: En 2012 por la aprobación de la Propuesta 30, y en 2017 tras implemento del tope de la deducción SALT por parte del congreso y, la aprobación de la TCJA (Tax Cuts and Jobs Act) que modificó el Código de Rentas Internas de 1986. En ambos casos, la tasa de huida del estado superó el 2%.

 

Tasas de salida por tramo físcal
Tasas de salida por nivel de renta (Taxes and Net Migration in California/Joshua Rauh)

 

Estados de destino preferidos

Tras la aprobación de la Propuesta 30, las personas se trasladaron cada vez más a estados como Florida, Texas y Nevada, que tienen impuestos más bajos. Texas superó a Arizona y Nevada como el destino más popular entre los emigrantes y se mantuvo a la cabeza hasta 2019. Solo de 2011 a 2016, el estado de la estrella solitaria ganó 100.000 habitantes, mientras que California perdió más de 30.000 personas de este grupo.

Desde 2016, Arizona también se ha convertido en un destino cada vez más popular entre las personas que deciden dejar California.  En 2019, el 9,7% de los emigrantes se dirigió a la frontera de Arizona, el 8% se fue a Nevada y otro 8 se trasladó a Washington.  Florida fue el quinto destino más popular en 2019, con un 7,7% de contribuyentes con ingresos altos que se marcharon.

Actualmente, el patrón se mantiene. Gran parte de las personas que deciden iniciar su vida en otro estado, prefieren ciudades con impuestos bajas, y las favoritas siguen siendo Texas, Arizona, Nevada y Idaho.

El peor lugar para envejecer

Un 10% de las personas mayores que viven en California están en condicion de pobreza. Los altos impuestos hacen que los ingresos de jubilacion de los ancianos no sean suficientes para vivir. La tasa de inseguridad alimentaria de los adultos mayores en California ronda el 8.4%, peor que el promedio nacional según datos de FeedingAmerica.

Los analistas de America's Health Rankings, señalan que un gran número de "adultos mayores subsisten con ingresos limitados y ahorros modestos", lo que restringe "su capacidad para permitirse una atención médica básica". Los autores también señalan que "el 63% de los adultos de 65 años o más tienen al menos dos enfermedades crónicas, lo que genera un aumento de los gastos.

Los crimenes en el estado también son un problema para los ancianos, su condición les hace ser un blanco de los delincuentes. En San Francisco, un caso relevante: una mujer de 70 años fue cruelmente golpeada y pateada en la cabeza por cuatro menores. En toda California los ancianos viven ahora en un estado de miedo.