fbpx

Bidenomics: los jubilados se ven obligados a volver a trabajar

El 69% de las personas en edad de retirarse señala la inflación como principal motivo para seguir trabajando.

El ritmo en el que los jubilados vuelven a trabajar es uno de los más elevados desde el 2017. En julio de este año un 3,2% de los trabajadores que se jubilaron en el 2021 están actualmente empleados. Además, según el Índice de Progreso Financiero Real de BMO, la inflación y el aumento de los costes de consumo han obligado a una cuarta parte de los estadounidenses a retrasar su jubilación.

El jefe de investigación económica de Indeed, Nick Bunker, dijo a Fox Business que el número de jubilados que vuelven a trabajar está llegando a su punto más alto. De 2017 a 2019 una media de aproximadamente el 3% de los trabajadores jubilados acabó teniendo un empleo.

El jefe de asesoramiento de la gestión de la riqueza y la inversión en Wells Fargo, Michael Liersch señaló algunas tendencias entre las personas que han decidido reincorporarse a la vida laboral: Una parte de los jubilados pasan a realizar trabajos que no requieran gran esfuerzo en su antigua empresa o negocio. Otros retirados optan por realizar trabajos de consultoría por horas para cualquier organización. Y algunos deciden volver a trabajar a tiempo completo, ya sea en su antigua empresa o en una nueva, aunque pueden bajar de nivel en cuanto a su cargo.

A pesar de que muchos jubilados vuelven a su área laboral conocida, otra tendencia que observó Liersch, es que los mayores aprovechan para reevaluar lo que les apasiona cuando piensan en volver a trabajar. En algunos casos, dijo a Fox Business, les empuja en una dirección totalmente diferente.

Muchos piensan en no retirarse

Según una encuesta de ResumeBuilder, el 69% de las personas en edad de jubilarse señala el aumento del coste de la vida como motivo principal para seguir trabajando.

El sondeo también revela que el 83% de los encuestados que plantean jubilarse están preocupados por sus finanzas. Además, el 39% dice que sus gastos diarios han aumentado algo en los últimos tres meses, mientras que otro 39% dice que sus gastos han aumentado mucho. Otro motivo de preocupación es que el 19% también afirma que sus ahorros para la jubilación son muy escasos a la hora de cubrir sus costes de vida.

La tasa de no-jubilación está en su punto más elevado en años, pero existe la posibilidad de que suba aún más. La inflación subió a un 8,5% en julio y sigue estando cerca de su nivel más alto en décadas, lo que puede causar que muchos adultos próximos a jubilarse cambien sus planes.