Tras el rescate de cuatro rehenes en Gaza, manifestantes anti-Israel causaron destrozos y atacaron a un guardaparques cerca de la Casa Blanca

Las autoridades intervinieron para contener a la muchedumbre, que incluso llevaron máscaras de Joe Biden cubiertas de sangre.

Israel anunció el sábado la repatriación de cuatro rehenes que permanecían secuestrados en la Franja de Gaza desde el pasado 7 de octubre. Apenas unas horas después, cientos de manifestantes pro-Palestina rodearon la Casa Blanca y se enfrentaron con las autoridades. Los más violentos causaron destrozos y hasta agredieron a un guardaparques. Si bien no hubo arrestos, algunos tuvieron que ser dispersados con gas pimienta.

La protesta tuvo lugar en la tarde del sábado, cuando los protagonistas comenzaron a llegar a las inmediaciones de la Casa Blanca con carteles que pedían "poner fin al asedio a Gaza ahora" y "liberar a Palestina".

A su vez, otro grupo formó una fila con una extensa pancarta roja de aproximadamente dos millas de largo, para simbolizar la “línea roja” que Israel "cruzó" cuando comenzó la operación en Rafah. Una de las imágenes más virales fue la de un manifestantes que llevó una máscara de Joe Biden manchada de sangre.

La tensión comenzó a aumentar cuando algunos de los manifestantes comenzaron a causar destrozos y a arrojar bengalas de humo muy cerca de las puertas de la Casa Blanca, lo que rápidamente provocó la respuesta de las autoridades presentes.

En efecto, agentes de la Policía de Parques comenzó a dispersar algunos de los más violentos con gas pimienta. También trascendió que intentaron a arrestar a uno de ellos, pero que finalmente desistieron y optaron por dejarlo ir.

Incluso algunos violentos se burlaron y agredieron a un guardaparques que estaba trabajando en las inmediaciones de la Casa Blanca.

La protesta provocó conflictos en el tránsito de DC, puesto que se cerró la calle 16 entre I Street y H Street NW, la cual lleva directo a la Casa Blanca.

"Protestas como éstas tienen una influencia aparentemente grande sobre el presidente. El llamamiento de Biden a un alto el fuego entre Israel y Hamás se produjo en medio de una creciente presión en Michigan para que así fuera. Un movimiento comenzó a animar a los votantes demócratas a votar 'no comprometido' en las elecciones primarias del estado como forma de protesta contra el apoyo del presidente a Israel. El número de votos no comprometidos hizo que Biden perdiera dos delegados, que serán libres de votar a cualquier candidato que deseen a finales de año", señalaron desde el Washington Examiner.