Muere el científico japonés Akira Endo, el descubridor de las estatinas

En 1973, el bioquímico halló la mevastatina, el primer tipo de estatina con la capacidad de reducir la concentración del "colesterol malo" en la sangre.

(AFP / VOZ MEDIA) El microbiólogo y bioquímico japonés Akira Endo, el descubridor de las estatinas, los fármacos que revolucionaron la prevención de enfermedades cardiovasculares, falleció a los 90 años, comunicó el martes a AFP uno de sus antiguos compañeros.

Muere el bioquímico japonés Akira Endo, descubridor de las estatinas.

El científico falleció el miércoles pasado, declaró a AFP el bioquímico Keiji Hasumi, otrora pupilo y compañero de Akira Endo quien definió a Endo como un científico "duro y estricto, muy perspicaz. Podía ver la esencia oculta de las cosas", aseguró Hasumi.

Endo nació en 1933 en una familia granjera de Akita, una localidad del norte de Japón. Desde pequeño le fascinó la forma en que los champiñones y otros mohos afectaban a los seres vivos.

Su abuelo, a quien le interesaba la medicina, lo animó a desarrollar su interés y fue su "gran maestro", escribió Endo en su autobiografía publicada en 2008.

En la universidad, Endo se interesó por antibióticos como la penicilina, y se quedó "muy impresionado" con todas las vidas que los fármacos habían logrado salvar.

A finales de la década de los 60, llevó a cabo investigaciones en el Colegio de Medicina de Nueva York, donde le sorprendió el gran número de personas mayores con sobrepeso. "Me di cuenta de que era necesario desarrollar un medicamento contra el colesterol", recuerda en su autobiografía.

Tras regresar a Japón, Endo trabajó en la Universidad de Agricultura y Tecnología de Tokio y para la farmacéutica Sankyo, hoy parte del grupo Daiichia Sankyo.

La mevastatina, el primer gran descubrimiento de Akira Endo

El bioquímico estudió 6.000 cepas de microbios durante dos años antes de descubrir, en 1973, la mevastatina, el primer tipo de estatina con la capacidad de reducir la concentración de LDL, el "colesterol malo", en la sangre.

Más de 200 millones de personas en el mundo toman este tipo de medicamento y, según estudios, el valor del mercado mundial de estatinas es de 15.000 millones de dólares. Pero varias polémicas sobre la posible nocividad o ineficacia de las estatinas hicieron que muchas personas abandonasen estos tratamientos.

Sin embargo, según un metaanálisis publicado en 2022 en el European Heart Journal, una revista médica de cardiología, la intolerancia a las estatinas habría sido sobrediagnosticada.

Gracias a su labor científica, Akira Endo recibió numerosos premios por sus descubrimientos, como el Albert Lasker de Investigación Médica en 2008.

"Su trabajo tiene el mismo valor e impacto que el descubrimiento de la penicilina", declaró Hasumi.