Investigadores chinos anuncian un tratamiento celular capaz de curar la diabetes tipo 2

Un equipo de varias instituciones consiguió que un paciente de 59 años con riesgo de complicaciones por la enfermedad dejara de necesitar insulina externa.

Un equipo de científicos chinos de varias instituciones publicó un informe sobre un tratamiento que ha logrado curar la diabetes de un paciente mediante terapia celular. El sujeto, que vivía desde hacía 25 años con diabetes de tipo 2, corría el riesgo de sufrir complicaciones derivadas de la enfermedad, pero gracias a la investigación ya ni siquiera necesita medicación oral para controlar sus niveles de glucosa en sangre.

Según la publicación, "el paciente recibió el innovador trasplante de células en julio de 2021. Once semanas después del trasplante, ya no necesitaba insulina externa, y la dosis de insulina oral para controlar la glucemia se redujo gradualmente y se suspendió por completo un año después". Los controles posteriores de seguimiento indicaron que "la función de los islotes pancreáticos del paciente se había restablecido eficazmente".

El paciente lleva en estos momentos 33 meses sin recibir insulina, por lo que los investigadores consideran que los "resultados sugirieron que el tratamiento puede evitar la progresión de las complicaciones diabéticas".

"Ha ampliado los límites en el campo de la medicina regenerativa"

Uno de los líderes del proyecto, Yin Hao, director de Trasplante de Órganos del hospital del Shanghai Changzheng, explicó que utilizaron "células mononucleares de sangre periférica del propio paciente y las reprogramaron en células madre pluripotentes inducidas autólogas". Además, utilizaron una tecnología ideada por ellos para transformarlas en "células semilla" y reconstituyeron "el tejido de los islotes pancreáticos en un entorno artificial". Yin aseguró que "nuestra tecnología ha madurado y ha ampliado los límites en el campo de la medicina regenerativa para el tratamiento de la diabetes".

Tras observar los resultados, Timothy Kieffer, catedrático del Departamento de Ciencias Celulares y Fisiológicas de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) aseguró: "Creo que este estudio representa un avance importante en el campo de la terapia celular de la diabetes".