fbpx

Elitismo y 'superioridad moral': los demócratas creen que los votantes hispanos votan a los republicanos por "desinformación"

Los progresistas creen que los latinos son cada vez más conservadores porque no se informan bien.

Una nueva encuesta publicada por WPA Intelligence dejó en evidencia el racismo condescendiente de la élite demócrata hacia la población hispana. Más de la mitad de los espectadores de las cadenas CNN y MSNBC creen que los hispanos se están volviendo más conservadores en las urnas como consecuencia de la "desinformación".

La encuesta preguntó a 1.000 personas qué aspectos creen que están contribuyendo al giro hispano hacia los republicanos. El 57% de los espectadores de la MSNBC y el 54% de los espectadores de la CNN dijeron que la difusión de desinformación provocaba que los hispanos votaran a los conservadores. Esta afirmación fue compartida por el 63% de los progresistas (autodenominados liberales) y el 61% de los votantes de Biden.

Los encuestados apenas destacaron entre los motivos del giro conservador de los hispanos otros aspectos relevantes para definir la intención de voto, como pueden ser la agenda política y económica o las propias preferencias conservadoras de la comunidad Hispanic-American. Una visión que lamentaron desde la asociación conservadora hispana Bienvenido, que denunció el trato de "palurdos crédulos" de estas élites liberales hacia los votantes hispanos. "Nos vemos como estadounidenses orgullosos", señalaron desde Bienvenido.

Racismo elitista demócrata: de los "hispanos crédulos" a los "tacos del desayuno"

No es la primera vez que los demócratas tratan a los hispanos de comunidad crédula y vulnerable a la que hay que "orientar". Un ejemplo reciente, este tuit del congresista demócrata por Florida Darren Soto, en el que señalaba que "los votantes de habla hispana son muy susceptibles a la desinformación y deben ser protegidos".

El tuit incluye una carta en la que varios congresistas demócratas pedían al Departamento de Justicia que interviniera y abordara la "desinformación dirigida a los votantes de habla hispana".

Se trata de un argumento muy recurrente entre la izquierda y los medios del establishment. Incluso los de habla hispana. Un ejemplo lo leemos en Univisión, donde se aseguró que los hispanos son las víctimas perfectas de la desinformación.

En definitiva, el argumento demócrata para analizar el trasvase de votos hacia el lado republicano es siempre el mismo. En lugar de hablar de la crisis económica, la inseguridad, la corrupción, la censura o las persecuciones políticas, es más fácil tratar de ridiculizar a un colectivo de más de 60 millones de personas.

Parece, a juzgar por la actitud de estas élites, que los votantes hispanos que no hablan inglés son demasiado tontos para saber lo que es verdad. Al menos en esta ocasión no se burlaron de la comunidad comparándola con los tacos del desayuno.