fbpx

Así se alían Biden, Facebook y Twitter para censurar contenidos molestos

Una demanda colectiva puso al descubierto el entramado de censura federal en el que las grandes compañías de redes sociales eliminan cuentas y contenidos críticos con la gestión del covid.

Nuevos documentos evidenciaron la relación entre la Administración Biden, Facebook y Twitter a la hora de censurar contenidos en las redes sociales. La demanda presentada por la Nueva Alianza por las Libertades Civiles, el Fiscal General de Missouri y el Fiscal General de Luisiana reveló que decenas de funcionarios federales se comunicaron en secreto con las plataformas de medios sociales para censurar y eliminar publicaciones privadas que eran desfavorables a funcionarios como Anthony Fauci en su cuestionada gestión de la pandemia de coronavirus.

La Nueva Alianza por las Libertades Civiles señaló que "en virtud de la Primera Enmienda, el gobierno federal no puede vigilar la expresión privada ni elegir ganadores y perdedores en el mercado de las ideas. Pero eso es precisamente lo que el Gobierno ha hecho -y sigue haciendo- a escala masiva. Las comunicaciones de múltiples agencias demuestran que el gobierno federal ha ejercido una enorme presión sobre las empresas de medios sociales, presión a la que las empresas han cedido en repetidas ocasiones".

Aquí puede consultar la demanda presentada contra Joe Biden como presunto responsable -como presidente de los Estados Unidos- de esta "censura federal".

Joint Statement on Discovery Disputes Combined by VozMedia on Scribd

Los demandantes denuncian que el gobierno federal se confabuló activamente con las grandes empresas tecnológicas para censurar las conversaciones sobre el coivd que, a su juicio, contenían información falsa o inexacta, según los correos electrónicos recientemente publicados.

Por ejemplo, en un correo electrónico fechado el 16 de julio de 2021 y dirigido al Cirujano General de los Estados Unidos Vivek Murthy, un alto representante de Facebook hablaba de cómo la empresa y los funcionarios de la Administración Biden se reunieron "para comprender mejor el alcance de lo que la Casa Blanca espera [de la compañía de Zuckerberg] en materia de desinformación".

El correo electrónico enviado a Murthy se produjo un día después de que el Cirujano General emitiera una advertencia contra la "amenaza de la desinformación sanitaria", en la que Murthy pedía a las "empresas tecnológicas y de medios sociales" que "hicieran más para abordar la difusión en sus plataformas". Al mismo tiempo, el presidente Joe Biden acusaba a plataformas como Facebook y Twitter de "estar matando gente" por permitir informaciones en las redes sociales que podrían impulsar a la gente a no vacunarse contra el covid.

Protección a Fauci e interés en agradar a Biden

La censura fue más allá de la presunta desinformación relativa al covid. Otro de los correos electrónicos muestra que el director digital del Equipo de Respuesta al Covid-19 de la Casa Blanca, Clarke Humphrey, envió un correo electrónico a Facebook preguntando si la compañía podía eliminar una cuenta de Instagram que parodiaba al Dr. Anthony Fauci.

"Hola, ¿hay alguna manera de que podamos retirar esto? pidió Humphrey, a lo que un funcionario de Facebook respondió: "Sí, estoy en ello".

Además de Facebook, Twitter también se esforzó por agradar al Gobierno federal en relación con el covid. Los correos electrónicos también muestran que Twitter pidió establecer reuniones periódicas con funcionarios de salud del gobierno para "examinar las tendencias" en relación con el "contenido problemático", como las "curas de Covid" y las "tarjetas de vacunas" fraudulentas.

Estas revelaciones se producen poco después de la confirmación por parte de Mark Zuckerberg, CEO de Meta (Facebook), de que el FBI interfirió en las elecciones presidenciales de 2020 presionando a su empresa para que censurara lo que supuestamente era desinformación rusa, como la historia del portátil de Hunter Biden.

Varios miembros del personal de la Casa Blanca se encuentran entre los más de 50 funcionarios federales vinculados a estos esfuerzos por eliminar la supuesta desinformación.