El elevado precio de los vehículos eléctricos, la razón principal de los estadounidenses para no adquirirlos

Una encuesta reveló que casi la mitad de los ciudadanos no planea adquirir uno de estos modelos.

Subvencionar las instalaciones de puertos de carga, endurecer las medidas para la protección medioambiental, conceder incentivos fiscales... Estas son algunas de las iniciativas impulsadas por Joe Biden para cumplir con su deseo de que el vehículo eléctrico (EV) domine el parque automovilístico en los próximos años y acaben desapareciendo del mercado los de combustión. Sin embargo, ese propósito se ha encontrado con la oposición de los estadounidenses, que enumeran diferentes razones de peso para desoír al presidente y no adquirir un modelo eléctrico.

Según una encuesta realizada por Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research y el Energy Policy Institute de la Universidad de Chicago, el principal argumento de los ciudadanos para no comprar EV es el elevado precio y coste de los mismos. Así lo señaló seis de cada diez consultados (60%), mientras que un 23% afirmó que es un motivo secundario.

La notable ausencia de puntos de carga de EV es el motivo de mayor fuerza para no adquirirlos para cinco de cada diez encuestados (50%). Tras este, se sitúan los siguientes argumentos: la tecnología no está del todo preparada (41%), los estadounidenses prefieren los vehículos de gasolina o de otro tipo de combustión (40%) y las baterías de los EV tardan demasiado tiempo en cargarse (38%).

Comprar un vehículo eléctrico no entra en los planes de casi la mitad de los ciudadanos

Al margen de conocer sus razones principales para no adquirir un EV, la encuesta también reflejó la proporción de estadounidenses que no tienen la intención de adquirirlos. Para un 47%, poseer este tipo de modelos no entra dentro de sus planes.

En el lado opuesto, se encuentra un 19% que afirmó que es "muy o extremadamente probable" que su próximo vehículo sea un EV, y un 22% que señaló que era "algo probable".