El temporal deja dos muertos en Kentucky y Oklahoma y azota la costa noreste con nevadas y fuertes ráfagas de viento

Además, las autoridades emitieron alertas de tornados en los estados de Florida, Carolina del Norte o Virginia.

Después de azotar estados como Ohio, Virginia Occidental y Kentucky, el temporal se desplazó hacia la costa este, donde causó desperfectos estructurales en zonas de Nueva York o Massachusetts. En otros estados más al norte -como New Hampshire, Vermont o Maine- se contemplaron nevadas en las últimas horas.

En el estado de Nueva York, el Servicio Meteorológico Nacional registró ráfagas de viento de más de 60 millas por hora (mph) en algunas zonas de los condados de Suffolk y Nassau. Además, fuertes precipitaciones dejaron su huella con inundaciones en algunas vías.

Mismo caso se dio en Massachusetts, en ciudades como Boston, donde varios vuelos sufrieron retrasos por las condiciones meteorológicas. En las proximidades de otras localidades del estado situadas más al norte, como Asbhy, la nieve fue protagonista al teñir de blanco las carreteras.

La nieve cayó de manera más fuerte en otros estados situados más al norte dentro de la costa este. Hablamos de Maine, Vermont o New Hampshire, donde pudimos ver un panorama totalmente invernal con temperaturas por debajo de los 32º Fahrenheit. Decenas de miles de residentes continúan sin servicio de electricidad debido al temporal, según informó el sitio web poweroutage.us.

Dos muertos en Kentucky y Oklahoma

Los gobernadores de Kentucky y Virginia Occidental -Andy Beshear y Jim Justice, respectivamente- tuvieron que declarar el estado de emergencia para algunos condados de sus estados por las fuertes tormentas que provocaron desperfectos en infraestructuras y en recursos naturales.

Las autoridades contabilizaron, además de decenas de heridos, dos muertos debido a las consecuencias del temporal: uno en Kentucky y otro en Oklahoma, según informó The New York Times.

También se emitieron varias alertas de tornados en estados como Delaware, Carolina del Norte, Maryland y Virginia. Incluso en Florida, donde las autoridades advirtieron sobre la eventual aparición de uno de estos fenómenos. En Conyers, Georgia, un posible tornado castigó a la ciudad con destrozos en varias instalaciones y árboles.