Target reduce el número de establecimientos que ofrecerán productos LGBT durante el Pride Month

La cadena se enfrentó el año pasado a una oleada de críticas tras vender un bañador transgénero que levantó la polémica entre sus clientes y que, finalmente, se retiró del mercado.

Target anunció este viernes que reducirá el número de establecimientos que ofrecerán productos LGBT durante el Pride Month. En un intento de evitar una nueva caída de ventas, la compañía aseguró que limitará el número de tiendas que venderán la línea de ropa LGBT así como al público al que va dirigido.

En concreto, según aseguraron personas familiarizadas con el asunto a Bloomberg, Target sólo ofertará sus productos LGBT en la mitad de las casi 2.000 tiendas que tiene el gigante en Estados Unidos, además de ofrecerlos en línea. Según aseguró la compañía mediante un comunicado publicado el jueves, en esta ocasión, la gama Pride se seleccionó en "base a las opiniones y la investigación de los consumidores" e incluirá únicamente ropa para adultos, así como alimentos, bebida y artículos para el hogar.

La decisión se toma un año después de que la cadena se enfrentase a una oleada de críticas tras vender un bañador transgénero que levantó polémica entre sus clientes y que, finalmente, se retiró del mercado. No fue lo único, los clientes se mostraron disconformes con la decisión de la empresa de lanzar una línea LGBT para niños que, tras varios días de controversia, terminó relegada a los últimos pasillos de las casi 2.000 tiendas que tiene la cadena en el país.

Target intenta evitar una nueva caída de sus beneficios

Sin embargo, el daño estaba hecho y la compañía minorista empezó a padecer las consecuencias de este acto: miles de comentarios negativos en redes sociales, un boicot a las tiendas y una bajada muy pronunciada de los beneficios. Quizás por eso, la compañía con sede en Minneapolis decidió reducir su línea Pride este año aunque, según aseguró un portavoz de Target a AP, eso no significa que no estén comprometidos con el colectivo:

Target se compromete a apoyar a la comunidad LGBTQIA+ durante el Mes del Orgullo y durante todo el año. Lo más importante es que queremos crear un entorno acogedor y de apoyo para los miembros de nuestro equipo LGBTQIA+ que refleje nuestra cultura de atención a las más de 4000.000 personas que trabajan en Target.

Pero no es un argumento que convenza a las personas LGBT. Kelly Robinson, presidenta del grupo de defensa LGBTQ+ Human Rights Campaing aseguró en declaraciones recogidas por NBC News que la decisión de la cadena minorista es decepcionante y que, a la larga, retirar artículos del Orgullo puede ser perjudicial para el colectivo:

Las empresas deben comprender que los miembros y aliados de la comunidad quieren empresas que expresen su apoyo incondicional a la comunidad. La decisión de Target es decepcionante y aliena a las personas LGBTQ+ y sus aliados, poniendo en riesgo no sólo sus resultados sino también sus valores. 

Más contenta con la decisión de Target se mostró la periodista conservadora Tomi Lahren. En una publicación en X, la popular presentadora aseguró que la decisión de Target suponía una "victoria":

Este año Target no va a llenar todas las tiendas de mierda del orgullo y eso es una victoria. ¡¡¿Por qué TODOS tenemos que celebrar con quién te acuestas?!!