Robert Fico, primer ministro eslovaco, sale del hospital y continuará su recuperación en casa

El mandatario sufrió un atentado en mayo que lo obligó a someterse a dos operaciones.

(AFP / Voz Media) El primer ministro eslovaco, Robert Fico, víctima de un intento de asesinato a mediados de mayo, salió del hospital y seguirá su tratamiento en casa, anunció el viernes el ministro del Interior, Matus Sutaj Estok.

Fico resultó gravemente herido después de recibir varios disparos cuando saludaba a un grupo de partidarios tras una reunión del gobierno en Handlova, una ciudad del centro de Eslovaquia. El primer ministro, de 59 años, fue sometido a dos operaciones en el hospital de Banska Bystrica, una ciudad del centro del país, donde pasó ingresado varios días.

El hospital indicó el jueves por la noche que Fico había sido trasladado a la capital, Bratislava, sin dar más detalles. "Ayer trasladamos al primer ministro a su casa", declaró el viernes a la prensa el ministro del Interior.  En su último reporte, el hospital indicó que el estado de salud del primer ministro estaba mejorando y su "proceso de rehabilitación avanzaba muy satisfactoriamente".

El sospechoso del ataque, identificado por los medios eslovacos como Juraj Cintula, un poeta de 71 años, fue inculpado de intento de asesinato con premeditación y puesto en prisión preventiva. De acuerdo con un documento jurídico consultado por la AFP, el sospechoso afirmó que había disparado a Fico por desacuerdos con la política del gobierno con Ucrania.

El acusado manifestó en particular su desacuerdo con la decisión del gobierno de abolir la fiscalía especial y de dejar de enviar ayuda militar a Ucrania, así como con la supuesta persecución a los medios de comunicación.