Oklahoma City albergará el rascacielos más grande de los Estados Unidos

Con 581 metros de altura, la Legends Tower no sólo será el mayor rascacielos del país, sino también el quinto edificio más alto del mundo.

Oklahoma City albergará el rascacielos más grande de los Estados Unidos. La Legends Tower tendrá 581 metros de altura y contará, entre otros espacios, con viviendas, un hotel y una zona de ocio.

En concreto, revela Infobae, el edificio contaría con una estructura principalmente residencial de 134 pisos; un Dream Hotel de Hyatt con 480 habitaciones y 85 complejos residenciales; un segundo hotel Hyatt con 350 habitaciones y 100 complejos adicionales. Además, también podría incluir un centro comercial y gastronómico de cerca de 10.120 metros cuadrados, así como un "centro de desarrollo laboral para la comunidad".

Los dos hoteles y el centro comercial estarían localizados en otras tres torres más pequeñas, de unos 105 metros de altura. Todos los edificios servirán para crear, junto con los hoteles y el centro comercial, un total de 1.776 viviendas, algunas de ellas de lujo.

El quinto rascacielos más alto del mundo

La gigantesca estructura, cuyo proyecto se valora en 1.600 millones de dólares, se convertirá así en el quinto edificio más alto del mundo y en el primero de los Estados Unidos, alcanzando así al One Trade Center de Nueva York que medirá 39 metros menos que la Legends Tower una vez se haya finalizado su construcción. "Pensamos que sería icónico" aseguró Scot Matteson, su promotor.

Matteson explicó al Wall Street Journal cómo se presentó ante la comisión de planificación de la ciudad la semana pasada para plantear su idea. Una que, aseguró, será capaz de sobrevivir a las malas condiciones climáticas. Una cuestión que le planteó, según informó el periódico económico, el presidente de la Comisión de Planificación, Camal Pennington:

Les haré la pregunta que mucha gente me hace cada vez que surge este proyecto: '¿Cómo pretenden construir una torre tan alta con el viento, las tormentas y los tornados que tenemos en la ciudad de Oklahoma?'

La pregunta fue rápidamente respondida por Rob Budetti, socio director de AO, la empresa californiana encargada del proyecto. Según afirmó Budetti, los ingenieros tienen previsto construir un núcleo de muros de hormigón de entre 4 y 6 pies de espesor que rodearán el hueco del ascensor. Junto con esto, instalarán ventanas que puedan soportar la fuerza de un tornado sin romperse ni sufrir ningún tipo de daños importantes. "Probablemente sea uno de los lugares más seguros para estar", concluyó el experto.

El proyecto, señala The Oklahoman, aún no está aprobado ya que quedan aún pendientes algunos trámites para que puedan comenzar las obras, que esperan iniciar a lo largo de este año. Una vez estén los permisos se comenzará la construcción de las tres primeras torres, las de menor tamaño. Cuando estas estructuras finalicen su construcción, se procederá a comenzar la de la torre principal.