Muere en una emboscada un ayudante de sheriff en servicio en el condado de Los Ángeles

La Policía ofrece una recompensa de $250.000 a cambio de información. Un Toyota Corolla gris oscuro y un video viral serían pistas clave de la investigación en curso.

Un ayudante de sheriff del condado de Los Ángeles falleció este sábado por un disparo recibido mientras se encontraba en el interior de la patrulla. Estaba solo y vestía su uniforme completo.

Ryan Clinkunbroomer, de 30 años, fue encontrado con una herida de bala por un civil cerca de las 6 pm. Murió a pesar de recibir cuidados en un hospital cercano, el Antelope Valley Medical Center.

El sheriff Robert Luna informó que no se ha capturado a el o los victimarios, aunque prometió que utilizarán todos los recursos disponibles para detenerlo.

Sostuvo, asimismo, que creía que era una víctima elegida adrede -quizás por su uniforme-, pero que todavía era pronto para asegurarlo. En una actualización posterior, su departamento describió el ataque como una "emboscada".

"Nuestro diputado dejó a su familia esta noche para servir a nuestra comunidad. Lo arriesgó todo para servirnos. No se merecía eso", sostuvo el sheriff. "Era un apreciado miembro de nuestra comunidad que fue cobardemente asesinado mientras trabajaba incansablemente para servir a nuestra comunidad".

Clinkunbroomer, que actualmente era oficial en entrenamiento, era la tercera generación en servir en las fuerzas del orden. Hace ocho años que estaba en el departamento.

La investigación

La Policía ofreció una recompensa de $250.000 a cambio de información. Una de las pistas es un vehículo gris oscuro Toyota Corolla:

También informó estar analizando un video ampliamente difundido por redes sociales, donde se puede ver a un coche negro deteniéndose al lado de una patrulla:

Procesión

La cuenta oficial del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles compartió imágenes de la procesión que le realizaron sus compañeros como homenaje el pasado fin de semana:

Ataques a oficiales

La Orden Fraternal Nacional de Policía registró a principios de septiembre que 272 agentes en servicio habían recibido heridas de bala en 2023. Un 24% más que en 2021 y 25% más que en 2020.

Asimismo, contabilizó 83 emboscadas contra uniformados hasta principios de mes. Estas resultaron en 101 heridos y 15 muertos.