Guerra en Gaza: exponen las manipulaciones de Hamás con las cifras de víctimas

The Washington Institute for Near East Policy publica un informe bastante revelador sobre las malas artes de la organización terrorista.

La mayoría de los medios de comunicación divulgan cifras de muertos y heridos en Gaza como consecuencia de las  operaciones antiterroristas llevadas a cabo por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). El problema viene cuando esas informaciones proceden de las únicas fuentes autorizadas por Hamás, el Ministerio de Salud de Gaza y la Oficina de Medios de Comunicación del Gobierno (OMG) –dos organismos controlados por el propio grupo terrorista, según indica la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD)–, pese a que haya quien no reconozca tal evidencia.

Hamás divulga sus cifras por medio de Ashraf al Qudra. Este doctor actúa como portavoz del Ministerio de Salud de Gaza y su función es la de notificar cuántos muertos y heridos se registran en la Franja. A los datos que transmite recurren los medios de comunicación e instituciones oficiales para contabilizar el número de víctimas y añadirlas al cómputo global de bajas.

Instituciones como Naciones Unidas reportan datos similares a los ofrecidos por Hamás

Un informe publicado por el think tank The Washington Institute for Near East Policy reveló que no es la primera vez que instituciones como la Corte Internacional de Justicia, Naciones Unidas, medios de comunicación de todo el mundo y organizaciones no gubernamentales hacen caso de los números que les brinda Hamás cada vez que se produce un conflicto en Gaza.

Así, en los enfrentamientos de 2008 y 2009, Hamás reportó un total de 1.380 víctimas entre civiles y terroristas, curiosamente cinco menos que las que reportó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA). Por su parte, Israel aseguró que se produjeron 1.166 muertes. Misma situación se dio en el conflicto de 2021, cuando el Ministerio de Salud de Hamás registró menos muertos (243) que la OCHA (261). Un baile de cifras derivado de esa falta de análisis y comprobación.

PolicyNote144Epsteinv2_Voz Media by VozMedia on Scribd

En el conflicto en cursa, la OCHA ha seguido en las mismas y, como en ocasiones pasadas, ha divulgado los datos facilitados por Hamás, según indica el informe de The Washington Institute for Near East Policy. La agencia integrada en la estructura de la ONU se ha limitado a incorporarlas en las actualizaciones de víctimas diarias, que incluyen bajas israelíes y de otras nacionalidades.

El 10 de noviembre de 2023 Hamás informó de que no era capaz de seguir haciendo un recuento diario. Desde entonces, el grupo terrorista fue lanzando cifras esporádicamente, y no fue hasta el 21 de diciembre que la OCHA aseguró que la metodología empleada por Hamás era "desconocida" y dejó de presentar los datos.

Hamás intoxica

Lo preocupante es que los medios de comunicación y las instituciones oficiales den por válidos u ofrezcan prácticamente los mismos datos que Hamás; unas cifras que carecen de contraste. Y más aún sabiendo que el grupo terrorista trata de deformar e incluso falsear números o informaciones relativas al conflicto que comenzó el pasado 7 de octubre.

Un ejemplo de ello es cómo los terroristas pretendieron atribuir a las FDI la responsabilidad por la explosión del Hospital Al Ahli. Hamás dijo que murieron unos 500 palestinos, y siempre sostuvo que el responsable fue Israel. Pero al cabo comenzaron a salir informaciones que desacreditaban la versión de los terroristas; finalmente las FDI revelaron que el causante fue el lanzamiento fallido de un misil por parte de la organización terrorista Yihad Islámica Palestina.

Las FDI reforzaron su versión publicando un video en el que recopilaron diferentes imágenes y grabaciones de los terroristas hablando sobre la explosión.

Estados Unidos no da validez a las cifras de Hamás

Respecto a este suceso, surgieron fuertes críticas contra algunos medios de gran importancia, como The New York Times. Incluso Joe Biden calificó al periódico progresista de "irresponsable" por titular la noticia sobre la explosión así: "Un ataque israelí mata a cientos de personas en un hospital, según los palestinos". Posteriormente, el rotativo pidió disculpas.

El presidente ha afirmado varias veces que no se cree ningún dato ofrecido por Hamás. En declaraciones recogidas por la FDD, Biden aseguró: "No tengo la menor idea de que los palestinos digan la verdad sobre el número de muertos". Palabras parecidas pronunció John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, cuando declaró que la Casa Blanca no daría a conocer "cifras publicadas por una entidad dirigida por una organización terrorista".

Por último, cabe recordar que, mientras que Israel distingue las víctimas mortales de un ataque en función de si son civiles o combatientes, Hamás no lo hace; todo lo contrario, oscurece deliberadamente el dato para transmitir la idea de que Israel ejecuta ataques indiscriminados.