Un médico australiano logra contener un tumor cerebral terminal tras someterse a un tratamiento experimental diseñado por él mismo

A Richard Scolyer le diagnosticaron un glioblastoma el año pasado. Doce meses después, su última resonancia magnética señala que no hay rastro de la enfermedad.

El doctor Richard Scolyer logró un hito científico que podría ser determinante en el tratamiento contra el cáncer. El médico australiano y codirector del Melanoma Institute Australia, al que hace un año le diagnosticaron de un glioblastoma, ha logrado contener este cáncer tras someterse a un tratamiento experimental que él mismo diseñó. Al menos eso es lo que muestra su última resonancia magnética en la que, anunció Scolyer, no se muestra recurrencia del tumor, es decir, que no hay rastro del cáncer.

Este logro, aunque no significa que el doctor Scolyer esté curado, es un gran avance científico. Los glioblastomas tienen una muy baja tasa de supervivencia, inferior a los 12 meses. Y el médico australiano lleva ya más de un año sobreviviendo al tumor.

Todo gracias a un tratamiento que él, junto con la ayuda de su colega Georgina Long, diseñaron. Ambos, informó BBC, son expertos en el tratamiento del melanoma, es decir, cáncer de piel y crearon una nueva técnica que el Dr. Scolyer decidió aplicarse a sí mismo tras enterarse de que tenía un cáncer cerebral.

De esta forma, decidió emplear el mecanismo que estaba desarrollando para combatir su enfermedad y decidió utilizar el sistema inmunológico que de forma natural tiene nuestro cuerpo para poder atacar a las células cancerígenas. Un procedimiento conocido como inmunoterapia combinada y al que acompañó de una vacuna "especial" para su tumor.

El Dr. Richard Scolyer se muestra "emocionado y encantado" con los primeros resultados de su tratamiento contra el tumor cerebral

El descubrimiento, aunque relevante, no asegura que el Dr. Richard Scolyer sobreviva a su tumor cerebral. De hecho, él mismo aseguró que las posibilidades son "minúsculas" aunque, asegura, está "emocionado y encantado" con los resultados preliminares:

Estos simplemente emocionado y encantado... no podría estar más feliz. Esto no significa que mi cáncer cerebral esté curado... pero es bueno saber que aún no ha regresado, todavía tengo más tiempo para disfrutar mi vida con mi esposa Katie y mis tres niños maravillosos.

Mientras tanto, él y la profesora Long continúan desarrollando su tratamiento. Una investigación que podría ayudar a las más de 300.000 personas a las que se diagnostica de un tumor cerebral a lo largo de un año. Aunque, para ello, afirma la profesora Long, aún tienen que seguir trabajando:

Hemos generado una gran cantidad de datos para luego sentar las bases para el siguiente paso, de modo que podamos ayudar a más personas. Aún no hemos llegado a ese punto. En lo que realmente tenemos que centrarnos es en demostrar que este tipo de enfoque de inmunoterapia combinada previo a la cirugía funciona en una gran cantidad de personas.

Por su parte, el Dr. Richard Scolyer afirma que está muy orgulloso de los primeros datos que ha recabado su tratamiento y que agradece a equipo médico y, especialmente, a su familia por apoyar "este experimento":

Me siento orgulloso del equipo con el que trabajo. Me siento orgulloso de que estén dispuestos a correr el riesgo de seguir este camino. [Esto] brinda cierta esperanza de que tal vez esta sea una dirección que valga la pena investigar más formalmente.