Los líderes mundiales y los veteranos protagonizan el aniversario del Desembarco en Normandía

Biden, Macron, el rey Carlos III y Justin Trudeau encabezaron las delegaciones de sus respectivos países en unas celebraciones en las que Rusia fue la gran ausente.

Presidentes, primeros ministros y monarcas de los países que protagonizaron el Desembarco en Normandía en 1944 conmemoraron el 80º aniversario de la fecha sobre las playas de Francia. Los líderes efectuaron un paralelismo de la importancia de este hito para derrotar al ejército nazi de Hitler con la situación actual del mundo, apuntando a Vladimir Putin y la guerra de Ucrania como ejemplo principal. De hecho, los rusos fueron la gran ausencia del homenaje, -en el que sí participaron hace 10 años- puesto que el presidente galo, Emmanuele Macron, ni siquiera invitó a los opositores al régimen de Moscú. Unos 200 de los últimos veteranos que participaron en el combate y que continúan vivos participaron en los actos.

También recibieron invitación los líderes de las entonces potencias enemigas, el canciller alemán Olaf Scholz y el presidente italiano Sergio Mattarella. Además,  el ucraniano, Volodimir Zelenski, también asistió a los festejos en la playa de Omaha.

Según informa AFP, el presidente francés, Emmanuel Macron, quien advirtió en abril que Europa "puede morir" por la ofensiva rusa y no descartó en enero el envío de tropas aliadas a Ucrania, aprovechó las ceremonias del Día D para trazar un paralelismo con el actual conflicto ucraniano.

"Recemos para que este sacrificio no vuelva a repetirse"

El rey Carlos III, cuya visita a Normandía representa su primer viaje al extranjero desde su diagnóstico de cáncer, pidió que un evento así no vuelva a repetirse nunca: "Recemos para que este sacrificio no vuelva a repetirse".

"Si durante varias décadas el recuerdo de los errores del pasado sostuvo la firme voluntad de hacer todo lo posible para evitar que estallara un nuevo conflicto mundial abierto", hoy ya no es así, abundó por su lado el papa Francisco en una misiva difundida el miércoles.

El presidente Biden se reunió con los grandes protagonistas de la historia, los veteranos que participaron en el desembarco y continúan vivos. Este año cobró especial relevancia la edad de éstos. puesto que la mayoría de los supervivientes roza o supera los 100 años, lo que resalta la importancia de homenajearlos mientras se puede. Según CNN, el líder del Ejecutivo estadounidense charló distendidamente con los asistentes, e incluso bromeó sobre su edad mientras los felicitaba.