Levantan todos los cargos contra el exmilitar Michael Cassidy, el hombre que destruyó el altar satánico en la Legislatura de Iowa

El exoficial no pondrá un pie en prisión y a cambio solo tendrá que pagar una multa.

El exoficial Michael Cassidy, quien había sido acusado de cometer delitos de odio tras destruir un altar satánico en la Legislatura de Iowa, no irá a prisión.

The Sentinel informó que los fiscales de Iowa retiraron los cargos por delitos de odio contra Cassidy el viernes a cambio de una declaración de culpabilidad por un delito menor menos grave.

De acuerdo con el informe, la fiscal demócrata del condado de Polk, Kimberly Graham, había ampliado los cargos de Cassidy para incluir delitos de odio. De esa manera, el exmilitar podía recibir una pena de hasta cinco años de prisión si era declarado culpable, según las leyes en Iowa.

Sin embargo, Cassidy finalmente acordó con la Fiscalía declararse culpable de conducta criminal en tercer grado.

De esta manera, el exmilitar evitó la pena de prisión a cambio de pagar una multa y el sobreseimiento de los delitos de odio que la Fiscalía amplió.

Cassidy saltó a la fama a nivel nacional tras empujar y decapitar una cuestionada estatua instalada por el Templo Satánico de Iowa el año pasado.

David Younts, abogado de Cassidy, dijo a The Sentinel que los fiscales “finalmente accedieron a retirar la mejora de los delitos de odio después de meses de batallas legales sobre todos los aspectos de este caso”.

“Gracias a la gente que acudió en su ayuda y a un equipo jurídico excepcional, pudimos arrinconar a los fiscales y conseguir esta resolución”, celebró el abogado.

“En lugar de un delito grave de odio y penas de cárcel, Cassidy recibió una sentencia diferida por daños a la propiedad y la condena será eliminada una vez que el proceso judicial se haya completado. Obligar a los fiscales a retirar el delito de odio es una gran victoria para Cassidy y para la libertad religiosa”, sentenció Younts.