La primera medida de Milei como presidente de Argentina: redujo a la mitad los ministerios

El Decreto de Necesidad y Urgencia indica que era necesario configurar la estructura gubernamental para mejorar su eficiencia y bajar el gasto público.

A pocas horas de juramentarse como presidente de Argentina, Javier Milei firmó su primer Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) enfocado en una reducción de la estructura gubernamental del país.

Milei cumplió con una de sus promesas de campaña al firmar este domingo una nueva configuración del gabinete que baja de 18 a 9 el número de ministerios, con el objetivo de bajar el gasto público y mejorar la eficiencia gubernamental.

"Resulta necesario adecuar las disposiciones de la Ley de Ministerios y los objetivos planteados, con el propósito de racionalizar y tornar más eficiente el actuar del Estado Nacional", indica el nuevo decreto.

La cartera de ministerios ahora quedó conformada por: Interior, Relaciones Exteriores, Defensa, Economía, Justicia, Seguridad, Salud. Estos se suman a los recientemente creados sobre Capital Humano e Infraestructura.

Una de las novedades más destacada es la instauración del Capital Humano, un ministerio que absorberá responsabilidades en áreas como educación, cultura, trabajo y desarrollo social, consolidando así un enfoque integral en políticas sociales y humanas.

Asimismo, se creó el Ministerio de Infraestructura, el cual consolidará las áreas de Obras Públicas, Transporte, Energía, Minería y Telecomunicaciones.

El decreto también establece que el Ministerio de Economía ahora tendrá la responsabilidad de gestionar las políticas de desarrollo productivo, comercio exterior y turismo.

Las competencias del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, así como el de Deportes ahora estarán bajo el Ministerio del Interior. Por su parte, el extinto Ministerio de Ciencia y Tecnología, será absorbido por la Jefatura de Gabinete.

Cabe resaltar que, aunque el proceso de reorganización ministerial implica cambios significativos, el decreto asegura que se transferirán los créditos presupuestarios, unidades organizativas, bienes y personal a las nuevas estructuras. Esto sugiere que no habrá una reducción significativa de personal ni partidas presupuestarias en el corto plazo.

En el marco de estas reformas, también se menciona que las Secretarías de Estado experimentarán cambios significativos. Asuntos Estratégicos pasará a depender directamente de la Jefatura de Gabinete. Mientras tanto, las Secretarías de Legal y Técnica, de Comunicación y Prensa, y la General de Presidencia, adquirirán rango y jerarquía de ministerio.