La condena injusta más larga de la historia: Glynn Simmons, absuelto de asesinato después de más de 48 años en prisión

El 5 de junio de 1975, el hombre fue sentenciado -sin ser culpable, según las autoridades- por el asesinato de Carolyn Sue Rogers, quien murió tras ser baleada durante el asalto a una licorería en Edmond.

Las autoridades informaron que Glynn Simmons, un hombre que en 1975 fue declarado culpable de asesinato en el robo a una licorería, fue exonerado después de haber pasado más de 48 años en prisión. Se trata de la persona que más tiempo ha pasado en prisión cumpliendo una condena injusta, según el Registro Nacional de Exoneraciones.

El registro explicó que, en octubre de 2023, Simmons presentó una moción solicitando una declaración de inocencia para luego pedir una compensación del estado de Oklahoma. La jueza del Tribunal de Distrito del Condado de Oklahoma, Amy Palumbo, emitió una declaración de "inocencia real" el 19 de diciembre de 2023.

"Este Tribunal determina mediante pruebas claras y convincentes que el delito por el que Simmons fue condenado, sentenciado y encarcelado en el caso que nos ocupa, incluidos los delitos menores incluidos, no fue cometido por el señor Simmons", dijo Palumbo en la decisión.

El 19 de septiembre de 2023, la juez Palumbo aceptó una moción presentada por la fiscal del condado para desestimar el caso. En julio salió en libertad bajo fianza hasta el pasado martes 19, cuando fue declarado inocente.

"Es una lección de resiliencia"

El 5 de junio 1975, Simmons fue sentenciado por el asesinato de Carolyn Sue Rogers, que murió tras ser baleada durante el asalto a una licorería en Edmond. En julio de ese mismo año fue sentenciado a muerte. Sin embargo, debido a que la pena de muerte había sido declarada inconstitucional por la Corte Suprema en 1972, la Corte Suprema de Oklahoma decidió en 1976 que todas las sentencias de pena de muerte anteriores al 24 de julio de 1976 debían conmutarse por cadena perpetua sin libertad condicional.

Finalmente, en 2023 la fiscal del condado de Oklahoma, Vicki Behenna, concluyó que los fiscales habían infringido el derecho de Simmons a un juicio imparcial al no proporcionar a su abogado litigante un informe policial crucial.

Glynn Simmons sostuvo, al conocer la decisión, que su caso es una muestra de resiliencia. "Es una lección de resiliencia y tenacidad. Cuando sepas que eres inocente, sigue adelante y nunca te detengas. No dejes que nadie te diga que no puede suceder, porque realmente puede suceder", expresó Simmons.