Un juez federal paraliza la retirada del monumento confederado del Cementerio Nacional de Arlington

La estatua iba a ser eliminada antes de que finalizase el año. La restricción temporal expirará el miércoles por la mañana, cuando se decidirá qué sucede finalmente con el símbolo.

Un juez federal paralizó el lunes la retirada del monumento confederado del Cementerio Nacional de Arlington (ANC). La estatua debía eliminarse antes de que finalizase el año y, en principio, estaba previsto que la obra terminase este próximo viernes. Sin embargo, y debido a las críticas vertidas por el Partido Republicano, el juez Rossie Alston emitió una orden de restricción temporal para detener, momentáneamente, el desmantelamiento del símbolo.

En la orden, Alston bloqueó "cualquier acto para deconstruir, derribar, eliminar o alterar el objeto de este caso". No obstante, el mandato es temporal y expirará este miércoles a las 10.30 am EST. Ese día se deberá decidir si la escultura se mantiene en su lugar o si, por el contrario, se termina su retirada, atendiendo a la normativa que aprobó la Administración Biden y por la que se cambiaron los nombres de algunas bases militares que honraban a líderes confederados.

En una nota al pie de la orden recogida por Fox News, el juez, nombrado por el expresidente Donald Trump, aseguró que paralizaba la retirada del monumento confederado porque "se toma muy en serio las declaraciones de los funcionarios de la Corte y si en este caso las declaraciones son falsas o exageradas, la Corte puede tomar las sanciones apropiadas".

Defend Arlington, el grupo que solicitó que se impidiese la retirada del monumento confederado

Informa AP que la orden de restricción la solicitó una organización llamada Defend Arlington. El grupo, que pertenece a la organización Save Southern Heritage Florida, demandó el domingo al Departamento de Defensa. Según se puede leer en el escrito, presentaron la demanda en un intento de bloquear la retirada del monumento:

La retirada profanará, dañará y probablemente destruirá el Memorial que desde hace mucho tiempo se encuentra en el ANC como lápida e impedirá que el Memorial sea elegible para ser incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

Por su parte, el Cementerio Nacional de Arlington detuvo las obras de retirada del monumento. Una decisión de la que informó un portavoz del cementerio y que respetarán hasta que las autoridades decidan si se mantiene o no la orden de restricción:

El Ejército comenzó a desmantelar el monumento en lo alto del Memorial Confederado antes de que el tribunal emitiera la orden de restricción temporal. El Ejército está cumpliendo la orden de restricción y ha cesado los trabajos iniciados esta mañana.