fbpx

Un juez canadiense respalda negar un trasplante a una paciente no vacunada

Respalda la negativa médica a incluir en el programa de trasplantados a una enferma que no quiso ponerse la vacuna del covid.

Un juez de Edmonton (Canadá) ha dictaminado que no es inconstitucional denegar un trasplante de órganos a una mujer que no quiso recibir la vacuna contra el covid. Según refleja CBC, la paciente Annete Lewis acudió a los tribunales para no perder su puesto en la lista de espera del programa de trasplantes después de la negativa de los médicos por no estar vacunada contra el coronavirus.

Esta semana, el juez Paul Belzil ha desestimado el argumento de inconstitucionalidad de Lewis, que consideraba que se habían violado sus derechos fundamentales. El juez señala que la Constitución no se aplica a las decisiones de tratamiento clínico y, en particular, no se aplica a los médicos que establecen los criterios para el trasplante de órganos. Todo ello a pesar de que el trasplante fue la única solución que los médicos dieron para que la demandante  pudiera sobrevivir a la enfermedad degenerativa que padece.

Los médicos diagnosticaron a Lewis su enfermedad en 2018 y en 2020 le pidieron ponerse varias vacunas al no poder acceder a su historial de vacunación. Ella aceptó ponérselas pero no quiso recibir la vacuna contra el coronavirus. "Debería tener la posibilidad de elegir lo que entra en mi cuerpo.  No se me puede negar un tratamiento que me salva la vida porque elegí no tomar un tratamiento experimental contra una enfermedad (covid-19) que no tengo y que puede que nunca tenga", señaló la paciente.

Canadá, un país no apto para no vacunados

Los médicos encargados de seleccionar a los futuros trasplantados defienden la negativa. Consideran que el covid supone un potencial riesgo para los pacientes trasplantados. Ante la escasez de órganos, apuestan por rechazar a los no vacunados porque estiman que sufren un mayor riesgo de muerte.

El juez, por su parte, no entra en esas consideraciones y señala que nadie tiene un derecho inherente a un trasplante de órganos. En cualquier caso, la decisión judicial no es la única que penaliza a los no vacunados en Canadá. Recuerda Breitbart News el caso del padre al que una jueza negó la custodia de sus hijos por no estar vacunado.

Medidas todas bajo el amparo de un Gobierno especialmente implacable con quienes no quieren ponerse la vacuna contra el covid. El primer ministro del país, Justin Trudeau, es uno de los mayores defensores de la vacunación. Llegó a amenazar a sus ciudadanos con perder el trabajo o no poder viajar si no recibían el pinchazo.