Israel sospecha que el incendio letal en Rafah se debió a que Hamás ocultaba armamento entre la población civil

Según las FDI, el área bombardeada era utilizada por Hamás para llevar a cabo operaciones terroristas. Un informe añade que a 47 metros del objetivo atacado había un lanzacohetes de la organización islamista.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) sospechan que el incendio que acabó con la vida de decenas de desplazados gazatíes durante una ofensiva antiterrorista israelí en Rafah, Gaza, se produjo debido a “explosiones secundarias” causadas por municiones que Hamás almacenaba en la zona, tal como indican los resultados preliminares de la investigación que está llevando a cabo el Ejército del Estado judío.

El Mando Sur de las FDI presentó el pasado lunes a Herzi Halevi, jefe del Ejército israelí, los primeros hallazgos de la investigación sobre el bombardeo llevado a cabo el domingo en las afueras del norte de Rafah, en el que fueron eliminados dos altos mandos del grupo terrorista Hamás pero que también generó una ola de críticas a nivel internacional por la muerte de gazatíes que se encontraban en un campo de desplazados.

De acuerdo con los hallazgos iniciales, el área bombardeada era utilizada por Hamás para llevar a cabo operaciones terroristas. El informe añade que a 47 metros del objetivo atacado había un lanzacohetes de la organización islamista palestina y en las cercanías del lugar también había pozos desde donde se disparaban proyectiles contra el Estado judío.

Los resultados preliminares también indican que el área bombardeada se encuentra a un kilómetro de la zona que las FDI habían establecido para los desplazados

Todo parece indicar, añade el Ejército israelí, que los altos mandos de Hamás eliminados estaban dentro de un complejo de barracas que no se encontraba en las proximidades del campo de desplazados

Los hallazgos preliminares señalan además que la Fuerza Aérea usó armas que se han utilizado cientos de veces en los últimos meses: dos pequeños misiles con 17 kilogramos de explosivos cada uno. Las FDI afirman que estas municiones no deberían haber incendiado el complejo para desplazados.

Tras analizar información de inteligencia y diversos videos del hecho difundidos en las redes sociales, las FDI estiman que “se produjeron explosiones secundarias en el lugar por el almacenamiento de municiones de Hamás”.  

Daniel Hagari, portavoz de las FDI, subrayó en una declaración a los medios extranjeros que Hamás ha estado disparando cohetes desde el área bombardeada por Israel desde la masacre del 7 de octubre. Además, el Ejército publicó una grabación de una comunicación telefónica entre dos residentes de Gaza, en la que afirman específicamente que las municiones almacenadas por Hamás en el lugar se incendiaron y explotaron como consecuencia de la ofensiva israelí, lo cual indicaría que el grupo terrorista oculta armamento entre la población civil.