Estados Unidos ataca por sexta vez objetivos hutíes en Yemen

El presidente Biden había prometido que los ataques aéreos continuarían hasta que la organización terrorista dejase de amenazar la navegación en el mar Rojo.

Estados Unidos bombardeó este viernes posiciones hutíes en Yemen, a menos de 24 horas de su último ataque contra objetivos del grupo terrorista.

"El 19 de enero, las fuerzas del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM) llevaron a cabo ataques contra tres misiles antibuque hutíes que apuntaban hacia el sur del mar Rojo", informó CENTCOM en sus redes sociales. "Esta acción hará que las aguas internacionales sean seguras para los buques de la marina estadounidense y los mercantes".

Este es el sexto ataque contra infraestructura bélica hutí. Las Fuerzas Armadas comenzaron a disparar hace poco más de una semana contra la milicia yemení, que llevaba desde noviembre arremetiendo contra buques mercantes en el mar Rojo. Portavoces yemeníes habían explicado que su objetivo eran naves vinculadas a Israel, como muestra de apoyo a Hamás. A pesar de estas afirmaciones, no se ha demostrado el vínculo israelí de todas las embarcaciones afectadas.

En una entrevista con Reuters, un portavoz de la banda, Mohammed Abdulsalam, afirmó que responderían a los ataques de Estados Unidos: "Ahora, cuando Estados Unidos se unió y escaló aún más la situación, no hay duda de que Yemen responderá". Buques americanos han sufrido previamente ataques de los hutíes.

El jueves, el presidente Biden había adelantado que los ataques aéreos continuarían hasta que la organización terrorista dejase de amenazar la navegación en el mar Rojo.  Ese mismo día, el vicepresidente del Consejo Presidencial de Yemen, Aidarus al-Zubaidi, pidió ayuda a Estados Unidos y el Reino Unido para llevar a cabo una operación militar terrestre: "Los ataques por aire sin operaciones terrestres son inútiles", sostuvo en declaraciones recogidas por AFP. "Hay que brindar apoyo a unas fuerzas terrestres en el terreno, y estas fuerzas deben pertenecer al Gobierno legítimo".