El Departamento de Trabajo demanda a Hyundai por la presunta contratación ilegal de menores

El DOL afirma que la empresa de automóviles tenía a un niño de 13 años trabajando entre 50 y 60 horas semanales.

El Departamento de Trabajo (DOL) de Estados Unidos le pidió a un juez federal que interviniera judicialmente para impedir que Hyundai y sus proveedores en Alabama empleen ilegalmente a menores de edad.

De acuerdo con la demanda presentada este jueves, presentada este jueves, la División de Horas y Salarios del DOL descubrió que un menor de 13 años trabajaba entre 50 y 60 horas semanales operando máquinas en una línea de ensamblaje, donde se fabricaban partes de carrocerías de automóviles a partir de láminas de metal.

Los demandados en la denuncia son Hyundai Motor Manufacturing Alabama LLC, SMART Alabama LLC y Best Practice Service, LLC.

¿Qué busca la demanda?

El DOL espera que con la demanda estas empresas detengan al uso del trabajo infantil. Asimismo, exige que las empresas renuncien a las ganancias obtenidas a través de esta práctica presuntamente ilegal.

Hyundai reacciona a la demanda

En respuesta a la denuncia, Hyundai emitió un comunicado en el que afirma estar cooperando plenamente con el Departamento de Trabajo. El fabricante de automóviles también comentó que considera injusto ser responsabilizado por las prácticas de sus proveedores. "Estamos revisando la nueva demanda y pretendemos defender enérgicamente a la empresa", declaró.

Otra demanda contra Hyundai

El año pasado la empresa de automóviles se vio envuelta en otro conflicto legal cuando la fiscal municipal de Seattle, Ann Davison, presentó una demanda en su contra. La denuncia alegaba que Hyundai no había instalado sistemas antirrobos adecuados en sus vehículos, , lo que podría haber contribuido a un aumento exponencial de robos de sus modelos.

En respuesta a esa demanda, Ira Gabriel, director de Relaciones Públicas Corporativas y Marketing de Hyundai Motor America, calificó la acción legal de "impropia e innecesaria". Gabriel explicó que todos los vehículos de Hyundai están equipados con sistemas de seguridad, como el inmovilizador del motor, que deberían prevenir los robos. A pesar de estas declaraciones, la empresa tuvo que enfrentar las críticas y preocupaciones sobre la seguridad de sus automóviles en el mercado.