fbpx

Los Ángeles: un hombre de 80 años impide que asalten su licorería disparando contra los atracadores

El propietario del establecimiento actuó en defensa propia.

Un hombre de 80 años, dueño de una licorería en California, fue grabado en un acto de autodefensa disparando con una escopeta a un atracador. Las imágenes muestran al asaltante entrando en el negocio con un rifle estilo AR-15. El delincuente, al ver la reacción del propietario, salió gritando del establecimiento: "¡Me ha disparado en el brazo!".

Las imágenes también captaron a otro atacante que al ver la escena se detuvo y se dirigió a un todoterreno BMW negro que les esperaba. Los empleados de Norco Market & Liquor dijeron que en el momento de los hechos el dueño del establecimiento se encontraba mirando las cámaras de seguridad de la tienda. Cuando vio al primer asaltante, fue inmediatamente a buscar el arma.

 

Investigación policial

El principal sospechoso, un hombre de 23 años, cuya identidad no ha trascendido, permanece en estado crítico en el hospital. Los agentes del sheriff del condado de Riverside detuvieron a otros tres delincuentes: Justin Johnson, Jamar Williams y Davon Broadus. Además, informaron de que el vehículo utilizado estaba denunciado por robo.

Johnson, Williams y Broadus están en la cárcel bajo una fianza de 500.000 dólares por robo y conspiración. El principal sospechoso también será ingresado en el Centro de Detención Robert Presley de Riverside una vez que esté dado de alta.

Defensa propia

La Oficina del Sheriff del Condado de Riverside afirmó en un comunicado de prensa: "Un miembro legalmente armado de nuestra comunidad evitó un crimen violento y garantizó su propia seguridad, mientras se enfrentaba a múltiples sospechosos armados. Esta investigación está activa y en curso y actualmente no se divulgará ninguna información adicional".

Los ciudadanos que portan armas legalmente han detenido más de 60 tiroteos en Estados Unidos en los últimos años y, aunque regulación de las armas depende de cada estado, el 94% de los tiroteos masivos registrados desde 1950 han ocurrido en zonas libres de armas (gun free zones).

Hace menos de dos semanas, un joven de tan solo de 22 años logró detener una masacre en Indiana. Un atacante entró al centro comercial Greenwood Park y mató a tres personas e hirió a dos. En ese momento fue detenido por el ahora considerado héroe local, Elisjsha Dicken. El joven le disparó a distancia al tiempo que hacía un gesto para que las multitudes evacuaran el lugar, de acuerdo a la información de la policía local.