fbpx

El Departamento de Justicia demanda a Idaho por su ley contra el aborto

El fiscal general, Merrick Garland, considera que "criminaliza a los médicos".

El fiscal general del Estado, Merrick Garland, ha anunciado una demanda contra el estado de Idaho por considerar que su ley contra el aborto impide que se practiquen las interrupciones del embarazo cuando la salud de la mujer está en riesgo, pese que sí las autoriza cuando está en juego la vida de la embarazada o en casos de violación o incesto.

El Departamento de Justicia argumenta que la ley estatal, que se prevé entre en vigor el próximo día 25, entra en conflicto con la ley federal de Trabajo y de Tratamiento Médico de Emergencia, según la cual toda persona que llegue a un centro médico por una emergencia debe ser atendido y estabilizado. Por lo que se obligaría a los médicos a proporcionar a las mujeres embarazadas cualquier asistencia necesaria, lo que podría incluir el aborto.

"Como se detalla en nuestra denuncia, la ley de Idaho convertiría en delito penal que los médicos proporcionen el tratamiento médico de emergencia que exige la ley federal”, explicó Garland, que incidió en que en ocasiones “el tratamiento médico necesario para estabilizar la condición del paciente es el aborto”.

Primera demanda contra un estado, y "no será la última"

El fiscal Garland afirmó que es la primera acción del Departamento de Justicia contra un estado, pero que no será la última, ya que, después de la anulación por parte del Tribunal Supremo del fallo Roe vs Wade, se ha creado un grupo de trabajo sobre derechos reproductivos que tendrá que evaluar "el panorama cambiante de las leyes estatales" y estudiar "litigios adicionales" contra otros estados.