California: la Policía desaloja el campamento anti-Israel del campus UC Santa Cruz

Durante la operación las fuerzas del orden realizaron al menos 80 arrestos en relación con las protestas pro-Palestinas.

La Policía puso fin al campamento de manifestantes anti-Israel en el campus de la UC Santa Cruz este viernes. En dicha operación para desalojar parte del campus universitario, las fuerzas del orden realizaron al menos 80 detenciones.

Los manifestantes pro-Palestina llevaban varios días ocupando los espacios públicos de la Universidad de California en Santa Cruz (UCSC). De acuerdo con ABC 7, fue la Policía estatal de California junto con otras fuerzas locales quien se encargó de desalojar el campus universitario. Los manifestantes anti-Israel habían levantado barricadas alrededor de su campamento para evitar el desalojo, que se produjo finalmente este viernes.

El grupo de manifestantes reclamaba a la Universidad tomar una serie de medidas contra el Estado de Israel, así como algunas otras de carácter antisemita, como aquellas que pedían poner fin a las relaciones con organizaciones que apoyan al estudiantado judío. Según denunció el equipo de Gobierno de la Universidad, los manifestantes además imposibilitaron el acceso a un vehículo de emergencias al campus en los días anteriores.

De acuerdo con el vicerrector adjunto de la UCSC, Scott Hernández-Jason, citado por ABC 7, la Policía arrestó a cerca de de 80 manifestantes después de acceder al campamento fortificado. En imágenes difundidas por medios independientes se ve como la Policía rodea el campamento mientras los manifestantes se resisten a las detenciones.

La operación policial se produjo después de que fracasaran las negociaciones entre la administración del campus y los manifestantes. En un correo electrónico a la comunidad universitaria, la rectora Cynthia Larive dijo que los manifestantes rechazaron los esfuerzos de su administración para poner fin al campamento de forma voluntaria y en su lugar "buscaron el conflicto, intensificando activamente las tensiones dentro de nuestra comunidad universitaria, perjudicando a aquellos que simplemente están tratando de aprender, enseñar y hacer su trabajo en apoyo de nuestra misión educativa".