fbpx

Un grupo de inmigrantes demanda a DeSantis por enviarlos a Martha's Vineyard bajo "falsas promesas"

El gobernador de Florida dice que todos los inmigrantes "firmaron formularios de consentimiento" y "viajaron voluntariamente".

Algunos de los inmigrantes ilegales enviados por el gobernador de Florida, Ron DeSantis a Martha's Vineyard han presentado una demanda contra él y otros funcionarios estatales. La querella afirma que los inmigrantes fueron privados de "su libertad, autonomía corporal, debido proceso e igualdad de protección ante la ley". Y alega que todos ellos fueron llevados a la isla con "falsas promesas de trabajo" entre otras cosas.

DeSantis dijo a Fox News que todos los inmigrantes "firmaron formularios de consentimiento para ir y luego el proveedor de los vuelos les proporcionó un paquete que tenía un mapa de Martha’s Vineyard". El gobernador de Florida también confirmó que los vuelos fueron financiados con fondos que la legislatura asignó para la reubicación de migrantes.

Demanda por "falsas promesas"

La demanda colectiva presentada en Massachusetts por el grupo Lawyers for Civil Rights (LCR)  y tres venezolanos -anónimos-, dice que varias personas no identificadas que señalaron trabajar con DeSantis "caminaron por las calles afuera de un refugio para inmigrantes en Texas ofreciendo asistencia humanitaria".

La querella añade que los supuestos trabajadores de DeSantis habrían engañado a los inmigrantes ilegales con falsas promesas de puestos de trabajo, hospedaje gratis, oportunidades educativas, asistencia, y vales de comida rápida. Luego les preguntaron si estaban dispuestos a abordar aviones a otros estados como Boston o Washington, D.C. pero terminaron en Martha's Vineyard, donde los dejaron sin comida, ni agua, ni refugio.

El grupo demandante pide al juez que detenga las reubicaciones, las declare inconstitucionales y busca un juicio en el que se evalúen los daños. También señala que DeSantis y otros funcionarios de Florida habría "interferido de manera inadmisible en el control exclusivo del gobierno Federal sobre la inmigración para promover un objetivo ilegal y una agenda política personal".

Reacción demócrata y un sheriff que investiga el caso

Los demócratas impulsan la idea de que el gobernador de Florida habría “secuestrado” a los inmigrantes para usarlos con fines políticos. El gobernador de California, Gavin Newsom incluso pidió al fiscal general que investigara posibles irregularidades:

Al igual que millones de estadounidenses, me han horrorizado las imágenes de migrantes siendo enviados en autobuses y aviones por todo el país para ser instrumentalizados políticamente. Claramente, transportar familias, incluidos niños, a través de las fronteras estatales con falsos pretextos es moralmente reprobable, pero también puede ser ilegal.

Insto encarecidamente al Departamento de Justicia de EEUU a que abra una investigación sobre posibles violaciones penales o civiles de la ley federal con base en este presunto esquema fraudulento.

Por otro lado, un sheriff demócrata de Texas llamado Javier Salazar ya informó de que ha abierto una investigación criminal contra DeSantis por "enviar a 50 inmigrantes la isla de Martha’s Vineyard". Salazar afirma que buscará determinar "si la Administración DeSantis atrajo a los inmigrantes al avión con falsos pretextos".

Alguien vino de fuera del estado, se aprovechó de estas personas, las atrajo con promesas de una vida mejor, que es absolutamente lo que estaban buscando.

DeSantis blinda su acción

DeSantis, defendió su decisión de enviar al grupo de inmigrantes desde Texas a Martha’s Vineyard en medio de críticas, una investigación penal y, ahora, una demanda colectiva presentada en nombre de los inmigrantes. El gobernador dijo que los vuelos a los “estados santuario” -liderados por los demócratas- están logrando llamar la atención sobre los graves problemas en la frontera:

Nadie puede negar que hay una crisis. A fin de cuentas, lo que estamos haciendo no es la solución definitiva. Pero se le están abriendo los ojos de la gente a cuál puede ser la solución.

El gobernador afirmó a Fox News que los "inmigrantes viajaron voluntariamente":

Claramente, fue voluntario; y todas las otras tonterías que están escuchando simplemente no son ciertas... ¿Y por qué no querrían ir, dado el lugar donde estaban?... Estaban en muy, muy mal estado. Hay trabajos disponibles en Martha's Vineyard. Hay alojamiento disponible en Martha's Vineyard. Si los funcionarios demócratas hubieran estado a la altura de lo que ellos mismos anuncian como una ciudad santuario, podrían haber acogido a esas personas sin ningún problema,

Baker admite que la isla "no está preparada"

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker (D), le dio la razón a DeSantis al admitir que la isla del "estado santuario" no está equipada para recibir a los inmigrantes:

A pesar de la movilización local para ayudar a los recién llegados, la isla no está equipada para proporcionar un alojamiento permanente y funcionarios estatales han puesto en marcha un plan para una respuesta humanitaria integral.

Por otro lado, los funcionarios ofrecieron enviar a los inmigrantes "a un nuevo refugio temporal" en la Base Conjunta de Cape Cod. En un comunicado, el gobernador afirmó que "las familias no serán separadas". También, en el texto señaló que tendrían acceso a atención médica y servicios legales.