Sorpresa en Colombia: Iván Márquez, un líder guerrillero previamente dado por muerto, reaparece en un vídeo respaldando la polémica Constituyente del presidente Petro

Se trata de un hombre peligroso y controvertido que está solicitado por la Justicia estadounidense por narcotráfico. La DEA ofrece una recompensa de $10 millones por su cabeza.

El guerrillero de las Fuerzas Revolucionarias Colombianas (FARC) Luciano Marín Arango, más conocido como Iván Márquez, su alias, había sido dado por muerto tras sufrir un atentado en la frontera con Venezuela en 2022. Sin embargo, este sábado 11 de mayo, reapareció en un vídeo publicado por el diario El País de España donde lanzó un espaldarazo tremendo al presidente socialista colombiano Gustavo Petro y su idea de llevar adelante una Asamblea Constituyente, una propuesta que ha generado un fuerte rechazo en el seno de la sociedad colombiana y la prensa internacional.

“No más privatización de los servicios públicos, convertidos hoy en vil negocio de empresas nacionales y extranjeras. Vamos a rescatar la majestuosidad del constituyente primario, que es el pueblo. Él es la legítima autoridad. Su voluntad debe ser acatada por todas las instituciones del Estado. Jamás debe olvidarse que el soberano es el pueblo y los derechos del pueblo prevalecen sobre la ambición de riquezas de las oligarquías y las transnacionales”, aseguró Márquez en el extenso vídeo de más de 16 minutos inicialmente compartido en el Foro Binacional de Paz, un evento en Puerto Carreño (Vichada), Colombia.

A lo largo del vídeo, editado con imágenes del presidente Petro, del Libertador Simón Bolívar y el fundador de las FARC Manuel Marulanda Vélez, alias Tirofijo, Márquez habló sobre sus ideales y además mencionó cuál debería ser el propósito de una Constituyente: una carta magna más “bolivariana”.

“Debemos encontrar un mecanismo democrático para que a la asamblea nacional constituyente lleguen los voceros de los sectores sociales y políticos designados en sus eventos internos y no por el dinero multimillonario y corrupto de la mafia de la cocaína”, aseguró Márquez, un hombre peligroso y controvertido solicitado por la Justicia estadounidense por narcotráfico y por el que pesa una recompensa de $10 millones por parte de la DEA.

A lo largo del vídeo, Márquez elogió a Petro y sus propuestas, en ocasiones explícitamente: “En este nuevo momento en que, gracias a la divina providencia y a la genial idea de un presidente, soplan vientos Constituyentes, despertando la esperanza de las inmensas multitudes. Nadie, ninguno ni ninguna, debe quedarse con los brazos cruzados”.

El guerrillero, además, respaldó una de las reformas más polémicas que propone Petro: la del sistema de salud colombiano. También se embarcó en un mensaje en favor del cambio climático, otros de los temas de conversación que impulsa constantemente Petro.

“Apoyamos todos los esfuerzos encaminados a generar energías limpias que permitan avanzar gradualmente en la descarbonización de la economía”, dijo Márquez, quien habría grabado el vídeo desde la Orinoquia o el Amazonas, según Revista Semana, uno de los medios más importantes de Colombia.

Asimismo, en uno de los momentos más desafiantes de su vídeo, donde a todas luces intentó mantener la calma intentando transmitir un supuesto mensaje de “paz”, el peligroso líder guerrillero afirmó que respalda a Palestina en medio de la guerra entre Israel y el grupo terrorista Hamás.

En ese momento, Márquez tildó primer ministro israelí Benjamín Netanyahu de ser un “criminal de guerra” y además afirmó que el presidente Joe Biden es un “cómplice” israelí.

¿Quién es Iván Márquez y por que su reaparición es importante en Colombia?

Se trata del jefe de la delegación del grupo guerrillero FARC que negoció el polémico acuerdo de paz con el Estado colombiano en Cuba y fue uno de sus firmantes en noviembre de 2016.

Sin embargo, Márquez, en agosto de 2019, denunció que el Gobierno colombiano supuestamente no estaba cumpliendo con el acuerdo de paz y retomó las armas, pero esta vez liderado la “Segunda Marquetalia”, una organización íntimamente ligada a las FARC.

Tras años en el monte, volviendo a sus prácticas guerrilleras, el líder de la Segunda Marquetalia fue objeto de un ataque en la frontera venezolana dirigido aparentemente desde las instalaciones del Ejército y la Policía de Colombia el 30 de junio de 2022.

En ese momento se le dio por muerto. Sin embargo, hoy se confirmó oficialmente que Iván Márquez no falleció y además queda verificada la versión de la Segunda Marquetalia, que en su momento denunció el ataque y afirmó que su líder solamente resultó herido.

La reaparición de este peligroso guerrillero acusado por narcotráfico por Estados Unidos llega en un momento trascendental para Colombia.

Su presidente, Gustavo Petro, el primer mandatario abiertamente progresistas y de izquierdas en la historia moderna del país, está intentado llevar adelante una serie de reformas sociales profundas y para conseguirlo está proponiendo una peligrosa Asamblea Nacional Constituyente que recuerda al mecanismo utilizado por el difunto líder venezolano Hugo Chávez, el hombre que creó y moldó el Estado autoritario chavista y del que Petro ha manifestado su profunda admiración.

Sin embargo, la propuesta de Petro está crispando a la sociedad colombiana como nunca en su historia y la aparición de Márquez —un personaje polémico y repudiado por gran parte de la ciudadanía, pero que puede llegar a ser popular dentro de la base más radical del presidente colombiano—, podría profundizar y dañar aún más el tejido social en Colombia, un país que sufrió recientemente intensas revueltas por parte de la izquierda durante la pandemia.