fbpx

Nueva York: la directora de una escuela admite que promueve el adoctrinamiento izquierdista en las aulas

Jennifer Norris habla sobre cómo en su escuela "hay un gran contingente de chicos blancos que son simplemente horribles" y "tienen que irse".

Trinity School, una escuela privada en Nueva York ha sido el foco de atención al revelarse cómo su Directora de Actividades Estudiantiles admite en un video publicado por Project Veritas haber impulsado ideas progresistas en las aulas y emite descalificativos racistas contra niños blancos.

En la grabación se aprecia a la directora Jennifer Norris hablar sobre la forma en la que promueve "una agenda progresista en los estudiantes" y no permite "perspectivas republicanas en el campus". National Review tuvo acceso a un correo que el director del centro estudiantil envió a la comunidad escolar, que clara que su administración no había autorizado las actividades que Norris impulsaba en la escuela.

Norris admite "colar" su "agenda progresista"

Project Veritas -una iniciativa que saca a la luz comportamientos insólitos de grupos progresistas mediante conversaciones grabadas con cámara oculta-, publicó el video de Norris como segundo episodio de una saga de entrevistas reveladoras donde se muestra cómo en las escuelas hay trabajadores que inculcan su agenda política en todas las áreas a las que tengan acceso.

La directora expone claramente en la grabación cómo trata de "colar" su "agenda política en las aulas". Ella no permite perspectivas republicanas en el campus:

Trato de interrumpir siempre que pueda, y ahora que estoy en este puesto, tengo muchas oportunidades de hacerlo... No oculto lo que siento, pero no puedo fingir que no promuevo una agenda, claramente lo hago. Siempre hay grupos de profesores que quieren hacer estas cosas de promover su pensamiento político, pero la administración no nos deja. Así que hemos ido colando cosas a través de las grietas. Yo estoy al mando y no permitiré perspectivas republicanas en el campus. No en mi guardia.

También en el video se puede apreciar como desprecia a los chicos blancos diciendo que son "simplemente horribles":

Desgraciadamente, son los chicos blancos se sienten con mucho derecho a expresar sus opiniones contrarias y a rechazar lo que uno impone. Hay un gran contingente de ellos que son simplemente horribles. Y uno se pregunta: '¿Siempre vas a ser horrible o sólo vas a serlo ahora? No sé... Creo que tienen que irse. Creo que son gente realmente horrible... Están tan protegidos por el capitalismo. Eso es algo de lo que tengo miedo con mis estudiantes blancos, que son ricos. Me entristece.

Norris asegura que en sus funciones está llevar oradores invitados a la escuela dos veces por semana y sostuvo que le dejó claro al director que mantendría su posición 100 % demócrata ante los estudiantes:

Hablé con el director y le dije: 'Si yo dirijo esto, seré 100% demócrata con los estudiantes. Quiero asegurarme de que los niños participen y se preocupen. Si quieren traer oradores republicanos, alguien más tiene que hacerlo.

La respuesta de la escuela

Trinity School es una escuela privada en el Upper East Side que cuesta 60.000 dólares al año. El director y el presidente de su consejo de administración afirmaron que en el video hay varias declaraciones preocupantes y apuntaron que se mantendrían investigando los hechos. Sin embargo, escribieron en un correo electrónico donde justifican que la escuela y Norris:

Se han convertido en el foco de atención de los medios de comunicación como resultado de las grabaciones que fueron hechas sin su conocimiento o permiso por alguien que se hizo pasar por alguien. Por lo que vamos a contratar a un abogado externo para llevar a cabo una investigación independiente. Como parte del proceso de investigación vamos a revisar los protocolos y las prácticas escolares que están en vigor para garantizar que estamos a la altura de nuestra determinación de construir una comunidad más inclusiva.

La escuela también calificó la situación como "difícil" y apuntó en su defensa que los sentimientos expresados ​​en el video no reflejan la misión o los valores de la escuela:

Este es un momento profundamente difícil. Si bien las circunstancias que rodearon las grabaciones son profundamente inquietantes, y estamos profundamente preocupados por la forma reprobable en que la señora Norris y nuestra comunidad escolar fueron atacados, estamos tratando este asunto con la mayor seriedad (…) Es importante destacar que los sentimientos expresados ​​en el video no reflejan la misión o los valores de Trinity School.

Casos similares

El Proyecto Veritas publicó anteriormente un video similar que forma parte de la saga. En la grabación se puede ver a un subdirector de una escuela primaria en Greenwich, CT admitir que se niega a contratar a profesores católicos, conservadores y personas con más de 30 años por no ser suficientemente progresistas.

El subdirector Jeremy Boland afirmó nunca contratar a profesores católicos porque suelen ser más conservadores y es "como si les hubieran lavado el cerebro". Además, una de las características más importantes que deben tener los aspirantes a educar en su colegio es una aceptación clara a la transexualidad en los menores de edad:

No los contratas... No quiero hacerlo… Porque, si a alguien le han educado para ser muy católico, es como si le hubieran lavado el cerebro. No puedes hacer que cambie de mentalidad. Cuando les pides que consideren algo nuevo o cambiar de opinión, están paralizados, son rígidos. Lo creas o no, los profesores de mente abierta y más progresistas son en realidad más hábiles a la hora de transmitir un mensaje demócrata sin tener que mencionar nunca la política.

La ley del Estado de Connecticut prohíbe las prácticas de contratación discriminatorias, en particular por razones de raza, color, religión, edad, sexo y expresión o identidad de género.