Nueva York: asesinan a un inmigrante ilegal en los alrededores de un refugio en East Harlem

Un hombre identificado como Óscar González se entregó a las autoridades por el hecho.

Las autoridades informaron de que un hombre fue asesinado en los alrededores de un refugio para inmigrantes ilegales ubicado en East Harlem (Nueva York), que alberga al menos a 500 sin papeles. La víctima fue identificada como Argeyeris Martínez, de 29 años de edad. 

Por el suceso fue detenido un sujeto identificado como Óscar González de 30 años. De acuerdo con la información que ha sido recogida por los medios de comunicación, el hecho ocurrió luego de una discusión que se generó luego de que González le pidiera dinero a Martínez para comprar drogas y este no se lo dio. 

Luego de cometer el crimen, González se entregó a las autoridades, según contó la media hermana de Martínez quien -además- explicó que ahora su familia corre con el riesgo de no poder volver al refugio por el incidente.

"Mató a un padre de familia con dos hijos y a una mujer aquí. Es un asesino, le dio una puñalada y le quitó la vida. Él sabía que si no se entregaba como sea, su vida no iba a ser igual", aseguró la mujer en unas declaraciones a Univisión.

El hecho ocurre en un momento en el que la violencia se ha apoderado de los refugios para los solicitantes de asilo. En los últimos meses se han registrado al menos dos hechos similares en los centros para inmigrantes ilegales. De hecho, debido a la situación las autoridades han tenido que tomar medidas como toques de queda para hacer frente a la inseguridad. 

Hace unas semanas, por ejemplo, la ciudad comenzó a desalojar a hombres inmigrantes solteros con más de 30 días en estos albergues y les endureció las medidas para los refugios. Esto como parte de una serie de políticas anunciadas por el alcalde Eric Adams para abordar la crisis migratoria en la ciudad. 

"Los inmigrantes sin niños pequeños ahora deben salir de los hoteles, complejos de tiendas de campaña y otras instalaciones de refugio administradas por la ciudad y encontrar otro alojamiento después de 30 días (o 60 días para aquellos entre 18 y 23 años) a menos que presenten pruebas de 'circunstancias atenuantes' y se les concede una exención", reseñó AP.