Netanyahu a la Corte Penal Internacional: "Le echa gasolina a la llama del antisemitismo en el mundo"

El primer ministro de Israel reaccionó con fuerza contra el fiscal general Khan, mientras que el ex premier Bennett pidió quitarle el financiamiento a la Corte.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, reaccionó en un contundente video a las peticiones que hizo el fiscal general de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, de emitir órdenes de captura contra Netanyahu, el ministro de Defensa israelí, al mismo tiempo que pidió apresar a los líderes del grupo terrorista Hamás.

"La atroz decisión del fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, de buscar órdenes de captura contra líderes democráticamente electos de Israel es un escándalo moral de proporciones históricas", dijo el primer ministro.

"[La decisión] dejará una marca eterna de vergüenza sobre la Corte Internacional", agregó.

Benjamin Netanyahu es acusado de violar derechos humanos, hambrear voluntariamente a la población y de impedir la ayuda humanitaria en el marco de la incursión militar israelí en Gaza, que tiene el propósito de neutralizar por completo al grupo terrorista Hamás, que el pasado 7 de octubre cometió la mayor masacre de judíos desde el Holocausto.

"Israel emprende una guerra justa contra un grupo terrorista, genocida", dijo el primer ministro, quien recordó que Hamás masacró cientos de mujeres, ancianos y bebés, y además secuestró cientos de personas a las que ha sometido a tratos inhumanos.

Para Netanyahu, que lo hayan acusado a él y al ministro Yoav Galant junto a líderes de Hamás como el reconocido terrorista Yahya Sinwar y a Ismail Haniyeh, la cabeza política de la organización, es un despropósito pues asemeja moralmente a los líderes democráticos de un país con terroristas.

"El señor Khan crea una retorcida y falsa equivalencia moral entre los líderes de Israel y los esbirros de Hamás. Esto es como si después del 11 de septiembre, creáramos una equivalencia moral entre el presidente Bush y Osama Bin Laden. O, durante la Segunda Guerra Mundial, entre Roosevelt y Hitler", dijo Netanyahu.

Israel, al día de hoy, representa al único Estado democrático de todo Oriente Medio y los dirigentes que son acusados por la Corte Penal Internacional fueron electos democráticamente por una mayoría. Para Netanyahu, una democracia como Israel tiene el derecho de defenderse de las agresiones de sus vecinos y el fiscal Khan pretende negar ese derecho.

Netanyahu, a la par de defenderse, asumió una postura firme contra el fiscal, a quien retó: "Estos esfuerzos van a fracasar". El primer ministro recordó que "hace 80 años los judíos estaban desprotegidos", pero hoy tienen un Estado y un Ejército que los protege.

"Israel va a seguir esta guerra apegándonos al derecho internacional. Vamos a seguir tomando medidas sin precedentes para resguardar a los civiles, mantenerlos fuera del conflicto, y permitir que la asistencia humanitaria llegue a los que la necesita en Gaza".

Para Netanyahu, Karim Khan "no va a impedir que sigamos" y "con el abuso de su autoridad, está convirtiendo a la Corte Penal Internacional en una farsa".

Finalmente, el primer ministro hizo referencia a los miles de casos de antisemitismo que se están dando hoy en diferentes países. Según el líder israelí, la decisión de Khan lo que hace es "echar gasolina a la llama del antisemitismo, que hoy arde en todo el mundo".

https://x.com/netanyahu/status/1792623424893784221

"El señor Khan asume su lugar entre los más grandes antisemitas de los tiempos modernos", dijo.

"A todos los enemigos de Israel y sus colaboradores en La Haya: Israel va a seguir en su guerra contra Hamás, hasta que hayamos ganado", concluyó Benjamin Netanyahu en su video.

Fuerte respuesta de Israel

Lo de Israel no es algo de Netanyahu contra los palestinos, y muestra de esto es que todo el Gobierno, incluida la oposición, se unió para condenar la decisión de la Corte Penal Internacional. 

"Las órdenes de captura de la Corte Penal Internacional son un completo fallo moral. No podemos aceptar una comparación atroz entre Netanyahu y Sinwar, entre los líderes de Israel y los líderes de Hamás", dijo Yair Lapid, uno de los mayores opositores del actual primer ministro.

El ex primer ministro de Naftali Bennett, también adversario de Netanyahu, se solidarizó con el jefe de Estado y dijo en su cuenta en X que las acusaciones representan "un momento de vergüenza para la Corte Penal Internacional y la comunidad mundial".

"También provee un impulso gigante al terror yihadista global", agregó.

Para Bennett, es mejor que no exista la Corte Penal Internacional si es una institución que "compara la ejecución de ataques asesinos, que incluyen violar mujeres y quemar bebés, con aquellos se defienden a sí mismos".

Por último, Bennett llamó a que "las naciones decentes le quiten el financiamiento a la Corte Penal Internacional".