Minnesota activa la alerta de calidad del aire por el humo que llega procedente de los incendios forestales en Canadá

Las autoridades de este país emitieron órdenes de evacuación en Columbia Británica así como en Alberta debido a la cercanía del fuego.

Minnesota activó este domingo la alerta de calidad del aire por el humo que llega procedente de los más de 100 incendios forestales activos en Canadá. No es el único estado que vio empeorar su calidad de aire debido a las partículas emitidas por los fuegos canadienses.

Diversas localidades desde Montana hasta Wisconsin vivieron las consecuencias de este suceso aunque la más afectada fue sin lugar a dudas Minnesota donde las autoridades emitieron la alerta de calidad del aire el domingo. Aviso que estará vigente hasta el lunes por la mañana cuando, informó el Servicio Meteorológico Nacional, la contaminación del incendio irá disipándose:

La calidad del aire debido al humo empezará a mejorar a última hora de esta mañana a medida que el humo empiece a desalojarse, con cielos brumosos pero por lo demás soleados hoy. Chubascos dispersos y algunas tormentas débiles son posibles a partir de mediados de semana con la mejor oportunidad de llegar el miércoles por la tarde. #mnwx #wiwx

Según aseguró ABC News, el índice de calidad del aire (ICA) para gran parte del norte de Minnesota se situó el domingo entre 150 y 200. Este nivel es "insalubre" y, de hecho, en determinados momentos del día, el índice superó la marca de 200 ICA, convirtiéndose en una zona "muy insalubre".

Canadá continúa combatiendo los incendios

Por su parte, Canadá continúa enfrentándose al fuego. Las autoridades de este país se vieron obligadas a emitir órdenes de evacuación para los residentes de Columbia Británica. En concreto, se evacuó a miles de habitantes del municipio regional de las Montañas Rocosas del Norte y de las Primeras Naciones de Fort Nelson a medida que se aproximaba el fuego a la localidad.

El alcalde de las Montañas Rocosas del Norte, Rob Fraser, aseguró durante una entrevista televisiva que la gran mayoría de las 3.500 personas que habitan Fort Nelson y sus alrededores habían sido evacuadas. En esa misma conversación, el edil informó a CBC News de que el fuego comenzó después de que una ráfaga de fuertes vientos derribase un árbol que se estrelló contra una línea eléctrica y acabó envuelto en llamas: "Y luego, cuando nuestros bomberos pudieron llegar allí, el viento había provocado un incendio que no pudieron controlar con el aparato que teníamos", aseguró Fraser.

Las Montañas Rocosas del Norte no fueron la única localidad afectada por los más de 100 incendios que hay activos en Canadá. Las autoridades de Alberta también pidieron precaución a sus habitantes y notificaron a los residentes del centro petrolero Fort McMurray, que ya se enfrentó a los masivos incendios forestales en 2016, que se preparasen para irse si la situación empeoraba.