Milei confirma el cierre definitivo del antiguo Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades

El Gobierno argentino argumentó su decisión con la agenda ideológica que trataba de "propagar e imponer".

El Gobierno de Javier Milei confirmó el cierre definitivo de la subsecretaría que surgió a raíz de la degradación del antiguo Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades. La desaparición de esta competencia obedece a las promesas que hizo el presidente argentino nada más acceder a la Casa Rosada de "achicar el tamaño del Estado y eliminar los organismos politizados".

La noticia fue publicada por el Ministerio de Justicia, una de las siete carteras que Milei ha decidido no suprimir de su gabinete. A través de un comunicado, el departamento confirmó que será el que aplique todas las medidas relacionadas con mujeres, género y diversidad, además de informar de que la eliminación "responde a nuestro compromiso con transformar, hacer eficiente y reducir el Estado".

Su fin era "propagar e imponer una agenda ideológica"

"Este organismo fue creado y utilizado por la administración anterior con fines político-partidarios, para propagar e imponer una agenda ideológica, contratar militantes y organizar charlas y eventos. El pueblo argentino fue testigo de su sesgo ideológico en la defensa discriminatoria de las víctimas", dijo el Ministerio de Justicia. Recordemos que el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades fue uno de los departamentos que Milei se comprometió a eliminar en aquel viral video.

Aparte, la cartera de Justicia reflejó que, tras evaluar la finalidad del antiguo Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades, halló que suponía un gasto superfluo para un país que no estaba en condiciones de malgastar dinero de las arcas públicas debido a la mala gestión del anterior gobierno:

Como resultado de la auditoría interna del Ministerio, se detectó que en el área de la Subsecretaría de Género existía una clara superposición de funciones con distintas agencias gubernamentales que se dedican a la misma tarea. Ello implicaba un sobre mantenimiento de edificios, estructuras y más de 800 empleados, con distintos sueldos. Dinero que al Estado argentino no le sobra.

Este cierre se produce al mismo tiempo que Milei informó del despido de unos 50.000 funcionarios, asegurando que su meta es llegar a los 75.000 como parte de su plan para reducir el gasto público.