Maduro amplía su presencia militar en la frontera con Guyana, posiblemente preparándose para suspender las elecciones presidenciales

El director para América del CSIS alertó sobre la inminencia de un conflicto que le permita al chavismo ganar tiempo.

El régimen de Nicolás Maduro robusteció significativamente la presencia militar en la frontera con Guyana y, además, ordenó continuar con la ampliación de una base militar en la Isla de Anacoco, ubicada justo en la zona en disputa, de acuerdo con un informe del bipartidista Center for Strategic and International Studies (CSIS).

El informe, armado por el director para América del CSIS, Ryan Berg, revela varias imágenes satelitales que exponen la movilización militar en la frontera con Guyana por parte del régimen de Nicolás Maduro.

"El constante redoble de tambores que proclama que 'el Esequibo es nuestro', junto con la creación de nuevos mandos militares y estructuras jurídicas para supervisar la defensa de la región, está contribuyendo a institucionalizar una sensación perpetua de situación prebélica", se lee en el informe.

Aunque el régimen de Nicolás Maduro y el Gobierno de Guyana, presidido por Irfaan Ali, acordaron en diciembre de 2023 en un pacto en San Vicente y las Granadinas que ambos países "no se amenazarán ni utilizarán la fuerza mutuamente en ninguna circunstancia", las movilizaciones militares recientes sugieren lo contrario.

Asimismo, acordaron "que ambos Estados se abstendrán, ya sea de palabra o hecho, de intensificar cualquier conflicto o desacuerdo derivado de cualquier controversia".

No obstante, el régimen de Nicolás Maduro, en las últimas semanas, ha tensado las relaciones, con continuas amenazas. Las revelaciones del CSIS ratifican esta tendencia.

"Al menos dos lanchas rápidas de misiles Peykaap III (Zolfaghar) de fabricación iraní se ven en la pequeña estación de guardacostas de Venezuela en Punta Barima, 'colocando misiles venezolanos y fuerzas navales al alcance de la mano en el Esequibo administrado por Guyana'".

En riesgo las elecciones

Para Ryan Berg, aunque Maduro "tiene poco que ganar y mucho que perder" en un eventual conflicto "en toda regla" con Guyana, los propósitos podrían ser más políticos que territoriales. De acuerdo con el analista, ante el movimiento imparable que se está volviendo la candidatura opositora representada por Edmundo González Urrutia y liderada por María Corina Machado, el régimen de Nicolás Maduro podría estar considerando suspender o posponer las elecciones presidenciales, pautadas para este 28 de julio.

Se especula que "la escalada de Maduro contra Guyana por el territorio del Esequibo es una estrategia interna destinada a distraer la atención de sus múltiples fracasos de liderazgo".

"A medida que la posición interna de Maduro se ha erosionado, desafiada por una oposición más eficaz liderada por la figura generacional de Machado, Maduro se ha vuelto más dudoso con las fuerzas armadas (...) Maduro podría recurrir a las fuerzas armadas para reprimir y garantizar la seguridad del régimen después del 28 de julio".

En su cuenta de X, Berg escribió que "cancelar las elecciones del 28 de julio está siendo considerado por el régimen de Nicolás Maduro".