Luego de meses de ataques y mentiras antisemitas, Gustavo Petro rompe las relaciones de Colombia con Israel

"Las relaciones entre nuestros países siempre han sido cálidas y ningún presidente antisemita y lleno de odio podrá cambiar eso", dijo el canciller Katz.

Este miércoles primero de mayo, durante una manifestación oficialista, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció el rompimiento de relaciones con el Estado de Israel, a cuyo primer ministro, Benjamin Netanyahu, acusó de genocidio en Gaza. 

"Aquí delante de ustedes, el Gobierno del cambio, el presidente, informa que mañana se romperán las relaciones diplomáticas con Israel por tener un Gobierno genocida", dijo Petro frente a la Plaza Bolívar de Bogotá.

La ruptura de relaciones lucía como algo inminente luego de meses de tensiones entre el Gobierno socialista de Petro e Israel. De hecho, Petro jamás llegó a condenar la invasión del grupo terrorista Hamás contra Israel del pasado 7 de octubre, cuando fue perpetrada la mayor masacres de judíos desde el Holocausto.

"Petro escribió o retuiteó en su cuenta de X más de 100 mensajes contra Israel durante la primera semana tras el ataque terrorista de Hamás. Más de diez tuits por día", se lee en el diario Los Angeles Times

"En todos sus mensajes en la red social, Petro se abstuvo de condenar inequívocamente a Hamás como lo que es: un grupo terrorista", agrega el diario.

"Petro, en lugar de denunciar a Hamás por iniciar esta nueva ronda de violencia, pidió que ambas partes depusieran las armas. En otras palabras, exigió que Israel se abstuviera de ejercer su derecho a la autodefensa y persiga a los terroristas para evitar nuevos ataques en el futuro", dice el Los Angeles Times.

El 15 de octubre del año pasado, Petro calificó al Estado de Israel de genocida por sus operaciones en Gaza contra el grupo terrorista Hamás. También, en su cuenta de Twitter se hizo eco en innumerables ocasiones de fake news compartidas en el marco de la guerra en Gaza.

"El mandatario republicó un video de un activista de la región afectada que aseguraba que se estaba usando bombas con fósforo blanco, hecho que ratificó Petro, quien responsabilizó al Estado de Israel", dice un reporte del 2 de noviembre del año pasado.

No obstante, el video resultó siendo falso.

Por su incontenible tuiteo en contra de Israel, Petro tensó las relaciones con el Estado judío el año pasado. Entonces, dijo que "si hay que suspender relaciones, se suspenden". El presidente protagonizó varios encontronazos públicos con el embajador israelí en Colombia, Gali Dagan. En un post, Dagan ironizó contra Petro: "Los Sabios de Sion fundaron el Clan del Golfo. Todavía hay judíos, con nariz grande y aguileña, que mandan las Autodefensas Gaitanistas de Colombia". El embajador hizo referencia a la aseveración de Petro de que la Inteligencia judía era responsable de la constitución del grupo terrorista Hamás.

Petro ha sido una de las voces internacionales más fuertes contra el derecho a la defensa de Israel. Al mismo tiempo, ha sido uno de los aliados fundamentales del régimen iraní y la causa palestina. Su empecinamiento ha sido el del cese al fuego, sin dejar de condenar a Netanyahu.

En enero de este año, luego de que Netanyahu le pidiera a Petro en una carta que intercediera a favor de los rehenes secuestrados por Hamás y que mantiene en cautiverio en Gaza —ya que hay varios colombianos—, el presidente de Colombia volvió a insistir en el cese al fuego y desestimó el derecho a la defensa del Estado judío.

Luego, en marzo de este año, cuando las Naciones Unidas votó una resolución de un alto al fuego en Gaza, el Gobierno colombiano amenazó a Israel con el rompimiento de relaciones si Netanyahu no se sometía a lo acordado por los países.

Israel Katz, el canciller judío, le respondió a Petro con el siguiente mensaje: "El apoyo del presidente de Colombia a los asesinos de Hamás que masacraron y cometieron atroces crímenes sexuales contra bebés, mujeres y adultos es una vergüenza para el pueblo colombiano. Israel seguirá protegiendo a sus ciudadanos y no cederá a ninguna presión ni amenaza".

Las tensiones se mantuvieron hasta que, finalmente, durante la marcha del día del trabajador este primero de mayo, Petro anunció lo que venía queriendo hacer desde hace meses.

"El presidente de Colombia prometió premiar a los asesinados y violadores de Hamás. Hoy cumplió su promesa. La historia recordará que Gustavo Petro decidió ponerse del lado de los monstruos más despreciables conocidos por la humanidad", reaccionó el canciller israelí, Katz.

"Las relaciones entre Israel y Colombia siempre han sido cálidas y ningún presidente antisemita y lleno de odio podrá cambiar eso", dijo Katz.

Quien también reaccionó al anuncio de Petro fue el senador republicano por la Florida, Marco Rubio. En su cuenta de X escribió: "Muy triste ver cómo un país tan increíble, de gente fantástica, que ha sufrido tanto de la mano de los narcoterroristas, es actualmente gobernado por un simpatizante del terrorista que aspira a ser el Hugo Chávez colombiano".

Petro celebró la marcha de este primero de mayo frente a una plaza inundada por banderas del M-19, el grupo terrorista de extrema izquierda al que el ahora presidente perteneció cuando joven. El M-19 es recordado por ser el autor de uno de los mayores atentados terroristas de la historia, cuando en la década de los ochentas los combatientes irrumpieron en el Palacio de Justicia y asesinaron a varios funcionarios para evitar la extradición de miembros del Cartel de Medellín, liderado por Pablo Escobar.