Las FDI exponen a Hamás: estas son las imágenes de la ciudad subterránea que los terroristas tienen en Gaza

El portavoz de las FDI informó que se encontraron armas y pertenencias de personas secuestradas dentro de los túneles.

Este miércoles las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) compartieron impactantes pruebas en video sobre la existencia de túneles terroristas bajo el complejo hospitalario Shifa, en la ciudad de Gaza.

Los soldados israelíes recientemente lograron abrir una puerta blindada y descubrieron que detrás había todo un sistema subterráneo que utilizaba la infraestructura del hospital para obtener agua y electricidad. Una de las habitaciones subterráneas incluso estaba conectada al sistema de aire acondicionado del centro de salud.

El portavoz de las FDI, Daniel Hagari, explicó que los soldados se encontraron con habitaciones recientemente grandes cantidades de arena colocada recientemente por Hamas para dificultar el acceso a otras partes del sistema de túneleslo que sugiere una evacuación previa ante la inminencia de la entrada de las fuerzas israelíes al hospital Shifa.

Hagari también informó que se encontraron armas y pertenencias de personas secuestradas, lo que sirve como prueba de que Hamás utiliza hospitales como centros de operaciones y almacenamiento de armas.

“Los hallazgos demuestran inequívocamente el modus operandi de la organización terrorista (…) Hamás construye recintos subterráneos debajo de los hospitales mientras explota la infraestructura del hospital y lleva a cabo combates desde ellos. Almacena grandes cantidades de armas en varios lugares de los edificios del hospital y utiliza el área del hospital y sus alrededores como cuartel general terrorista”, afirmó.

Cabe resaltar que Israel ya ha advertido en varias ocasiones que Hamás tiene su principal cuartel debajo del Hospital Shifa e incluso compartió hace varias semanas un video ilustrando cómo se verían los túneles y habitaciones que se encuentran justo debajo del centro de salud.

Las FDI también han denunciado que Hamás se ubica debajo de mezquitas y residencias para camuflar sus actividades terroristas y evitar ataques por parte de Israel.

Un crimen de guerra

Israel ya ha explicado que estos túneles subterráneos ubicados debajo de puntos estratégicos, funcionan como escudos para la infraestructura terrorista de Hamás y ponen en riesgo la vida de civiles, lo cual supone un crimen de guerra según el derecho internacional.