La toma hostil de las universidades por parte de vándalos antisemitas ha provocado un rechazo general a la causa palestina

Así lo reveló una encuesta de Rasmussen Reports, realizada durante los primeros días de mayo entre probables votantes.

Las protestas y campamentos estudiantiles de corte antisemita comenzaron en la Universidad de Columbia, donde incluso participó la hija de la congresista Ilhan Omar, para rápidamente extenderse a otros campus a lo largo y ancho del país. Sin embargo, ya con las autoridades en control de la situación, los probables votantes no se mostraron muy convencidos con la "causa palestina".

La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Texas en Austin fueron algunos de los otros escenarios en que algunos estudiantes se manifestaron en contra de Israel. En esta última institución educativa incluso se vivieron escenas de máxima tensión entre los manifestantes y las autoridades locales.

Días después, entre el 2 y el 6 de mayo, Rasmussen Reports evaluó el impacto de las protestas en la opinión pública. La encuestadora realizó cuatro preguntas a su muestra de probables votantes, entre la que destacaron las siguientes: "¿Las protestas universitarias le han hecho simpatizar más o menos con los palestinos? ¿O las protestas no han cambiado mucho tu forma de ver a los palestinos?".

De acuerdo con sus hallazgos, una pluralidad de los encuestados, el 42 %, dijo que la protestas los hicieron "menos comprensivos con los palestinos". Por otro lado, el 37 % aseguró que las manifestaciones no les hicieron mucha diferencia. Por lo tanto, entre quienes se volvieron más hostiles hacia la causa palestina y quienes no le dieron mucha importancia a la situación, está el 79 % de los encuestados. A su vez, solo el 15 % respondió que las manifestaciones lo volvieron "más comprensivos con los palestinos".

Se estima que más de 2.000 personas fueron arrestadas a raíz de las protestas y campamentos en las universidades, de las cuales al menos 200 habrían acontecido en UCLA.