La Policía arresta a un educador de Washington que admitió estar "excitado sexualmente" por niños de 11 a 15 años

Dallas Shuler enfrenta cargos estatales y federales por presuntamente cometer delitos sexuales contra menores y producir, poseer y distribuir pornografía infantil.

La Oficina del Sheriff del Condado de Spokane (Washington)  informó sobre el arresto de Dallas Shuler -un asistente de enseñanza- residente de Washington, quien está bajo sospecha de cometer delitos sexuales contra menores y producir, poseer y distribuir pornografía infantil.

Shuler, de 28 años, admitió haber estado "excitado sexualmente" por niños de 11 a 15 años. Argumentó que por eso pidió el material sexualmente explícito (fotografías y videos) a los menores (sólo el año pasado recibió contenido de unos 25 niños), según The Spokesman-Review.

Los cargos que se le imputan son -estatales-  por "explotación sexual de menores y posesión de representaciones de menores involucrados en conducta sexual", y un cargo federal de "posesión y recepción de imágenes de abuso sexual infantil". Si es declarado culpable, el ex educador podría enfrentar -sólo por el cargo federal- hasta 20 años de prisión.

Shuler trabajó durante tres años en la escuela primaria Riverside y fue entrenador por seis años en la misma escuela pero en educación secundaria. El hombre fue detenido después de que los investigadores de la oficina del sheriff local y el FBI reconocieran su cara en un video sexualmente explícito de dos niños.

Según The Spokesman-Review: "Shuler también admitió que organizó reuniones con niños de 14 años en dos ocasiones distintas el año pasado, según documentos judiciales. Otra con un adolescente que tenía 22 años que conoció en el bosque cerca de la escuela secundaria universitaria. Shuler grabó a dos menores realizando actos de sexo oral entre sí, luego distribuyó el material y lo intercambió por más videos sexuales de menores".

Al ser interrogado, el hombre explicó que "comenzó a ver pornografía a los 12 años" y "cuando cumplió 13 años, comenzó a ver contenido de abuso sexual infantil, calificándolo de adicción".