La dictadura de Venezuela censura un derrame petrolero en una de sus refinerías más importantes

Los funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar, una de las policías políticas del régimen, prohibieron a varios periodistas hacer cobertura de la noticia registrada en el complejo del Palito.

La Refinería El Palito (Carabobo, Venezuela), uno de los complejos de mayor envergadura en el país y ubicado frente al mar Caribe, registra un gran derrame petrolero desde hace al menos dos días. Sin embargo, los medios de comunicación no han podido informar de manera completa sobre la situación debido a que la dictadura de Nicolás Maduro les impide cumplir con su trabajo, según denunció el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

El sindicato explicó que funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar, una de las policías políticas del régimen, prohibieron a varios periodistas hacer cobertura de la noticia registrada en la refinería.

"Funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) prohibieron la cobertura del derrame de combustible en la Refinería El Palito, Carabobo, a las periodistas Ruth Lara Castillo y María Torres y al reportero gráfico Juan Carlos Gutiérrez este 27 de diciembre", escribió el sindicato en su cuenta de X (antes Twitter). 

La censura se da en un momento en el que hay poca información sobre el alcance del derrame, que estaría afectando las costas venezolanas. En las redes sociales se publicaron fotografías y vídeos que muestran la orilla del mar ennegrecida, así como a personal de Pdvsa trabajando, sin los instrumentos necesarios, en la limpieza de una playa que está cerca de la refinería.

"Desastre ambiental en Venezuela"

La organización no gubernamental, que agrupa a extrabajadores de la industria energética nacional, explicó que durante 2023 se han registrado al menos 17 hechos similares.

En ese sentido, Gente del Petróleo detalló que algunas playas del estado están afectadas por la situación. "No sabemos la cantidad de hidrocarburos que se derramó (…) sabemos que las lluvias constantes rebosaron la laguna de oxidación en la que se almacenaban los residuos", dijo la coordinadora de la agrupación, Beatriz García, quien destacó la importancia de que las autoridades expliquen si hubo una falla en el sistema de drenaje en unas declaraciones recogidas por el diario venezolano El Nacional.

Entre tanto, la Fundación Azul Ambientalistas indicó que este "desastre ambiental" perjudica los balnearios de Puerto Cabello, una zona turística ubicada a unos 200 kilómetros de Caracas. "Otra vez costas de Venezuela afectadas por un derrame de petróleo. El desastre ambiental en la laguna de desechos de la refinería El Palito, en el estado Carabobo, afecta balnearios de Puerto Cabello desde el martes 26 de diciembre", escribió la fundación en su cuenta de X (antes Twitter).