Israel mata a tres cabecillas de una milicia iraní en el sur del Líbano

Las Fuerzas de Defensa de Israel confirmaron que un ataque aéreo destruyó un vehículo en el que circulaban varios combatientes de un grupo vinculado a Hezbolá.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) confirmaron que llevaron a cabo un ataque aéreo contra un vehículo en el sur del Líbano esta semana. El objetivo eran miembros de una milicia islamista apoyada por Irán y con vínculos con el Hezbolá. De acuerdo con los medios libaneses, al menos tres hombres murieron en el ataque.

De acuerdo con las FDI, en el vehículo circulaban miembros de la División Imam Hossein, un grupúsculo armado que colabora con el Hezbolá. Los miembros de dicho grupo terrorista habrían participado poco antes en un ataque con cohetes contra el norte de Israel. También según las FDI, este grupo tiene el respaldo de Irán para sus actividades desde el Líbano.

De acuerdo con fuentes libanesas, que cita el Times of Israel, los tres fallecidos son ingenieros de sistemas de armas. El ataque se habría llevado a cabo con un dron aéreo. Los militares israelíes publicaron un video grabado desde el aparato no tripulado en el que se registra el momento en que un misil guiado golpea el vehículo. El ataque se habría producido en las cercanías del municipio de Naqoura.

Las FDI habrían golpeado con fuerzas aéreas las posiciones desde donde estos tres fallecidos habrían lanzado los cohetes. El ataque contra Israel se produjo el viernes. Junto al ataque aéreo que acabó con los tres terroristas del vehículo, Israel llevó otros dos ataques más contra dos complejos militares de Hezbolá ubicados en el sur del Líbano.

Llamada a la escalada para el Ramadán

Los intercambios de fuego y los ataques aéreos en el sur del Líbano se suceden desde el inicio de la guerra en Gaza. Por el momento, la violencia de los encuentros armados se mantiene estable. Hezbolá lanza cohetes contra posiciones del norte de Israel y en algunas ocasiones utilizó lanzacohetes antitanque contra blindados israelíes posicionados cerca de la frontera con el Líbano.

Israel por su parte ha golpeado con artillería y ataques aéreos las posiciones de las milicias que cuentan con el respaldo de Irán. A mediados de febrero, la fuerza aérea Israelí llegó a realizar algunas incursiones con cazas a varios kilómetros al norte de la frontera libanesa.

Sin embargo, la situación podría cambiar a peor a partir del 10 de marzo, con el comienzo del Ramadán, el mes sagrado de ayuno de los musulmanes. El jefe político de Hamás, Ismail Haniyeh, hizo un llamado a la insurrección dirigido a los musulmanes. El Gobierno israelí cree que Hamás pretende internacionalizar aún más el conflicto en Gaza con este llamamiento. Esto concierne especialmente al Hezbolá y a Irán, además de las naciones árabes de la región.