Estados Unidos termina de instalar el muelle para ayuda humanitaria en la costa de la Franja de Gaza

Gracias a la construcción militar, los barcos de suministro podrán comenzar a desembarcar recursos básicos en los próximos días.

El Mando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses anunció este jueves que el muelle marítimo que permitirá el desembarco de ayuda humanitaria en la costa de Gaza está completamente instalado. Se trata de una construcción militar que conecta la costa de la Franja con las aguas suficientemente profundas para el calado de los barcos que traerán suministros al enclave gazatí.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) también comunicaron que la operación de construcción, que se desarrolla bajo su supervisión, está lista para funcionar en los próximos días. La Armada tardó cerca de dos meses en instalar este muelle, desde que el presidente Joe Biden diera la orden. Pese a que la construcción y la logística corren a cargo de los Estados Unidos, ningún uniformado norteamericano ha puesto un pie en la Franja de Gaza. 

La operación, en la que participa una coalición de países, tomó sede en la isla de Chipre para organizarse. Participan también varios países miembros de la Unión Europea, así como Reino Unido. Según el presidente Joe Biden el esfuerzo vale la pena. Permitirá aliviar la crisis humanitaria en el interior de la Franja de Gaza y el cese del uso de métodos aéreos para lanzar ayuda en el interior de la Franja.

"Creo que vamos a recibir unas 500 toneladas [de ayuda humanitaria] en los próximos días. Es una cantidad bastante considerable, y ahora mismo está repartida en varios barcos", dijo el vicealmirante Brad Cooper a los medios de comunicación, en declaraciones recogidas por el Times of Israel. Se espera que Naciones Unidas sea la encargada de gestionar la ayuda que llegue por mar a Gaza. Sin embargo, no hay confirmación acerca de qué agencia de la ONU será la responsable.

Está previsto que las IDFs se encarguen de la seguridad del muelle y de la costa de Gaza. Dos buques de guerra norteamericanos les asistirán en esta tarea, el USS Arleigh Burke y el USS Paul Ignatius. Ambos buques son destructores equipados con capacidades de defensa antimisiles para cubrir a las tropas estadounidenses y a los aliados de la coalición humanitaria.

"La protección de las fuerzas estadounidenses que participan es una prioridad absoluta. Y como tal, en las últimas semanas, Estados Unidos e Israel han desarrollado un plan de seguridad integrado para proteger a todo el personal que está trabajando", añadió el vicealmirante Cooper. "Confiamos en la capacidad de este dispositivo de seguridad para proteger a los participantes".

Israel intensifica sus operaciones en Rafah

Las IDF planean intensificar sus operaciones en Rafah y aumentar el número de tropas concentradas en la parte este de la ciudad. Es lo que anunció el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, este jueves.

El ministro Gallant hizo algunas declaraciones al respecto durante una visita a la frontera entre Israel y Gaza. "Esta operación continuará con fuerzas adicionales que entrarán [en la zona]. Nuestras fuerzas han destruido varios túneles en la zona y pronto se destruirán más", afirmó Gallant.