fbpx

Estragos del covid: la esperanza de vida no descendía tanto desde la Segunda Guerra Mundial

La mayor caída en 2020 se registró en Nueva York, que perdió 3 años con respecto a 2019.

Estados Unidos sufrió un gran retroceso en la esperanza de vida entre 2019 y 2020. La media quedó en los 77 años, 1,8 años menos que en 2019. Se trata de un desplome que no se registraba desde la II Guerra Mundial.

The Wall Street Journal publicó las estadísticas del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que reflejan el desastre. Caso llamativo es el de Nueva York, cuya esperanza de vida descendió de los 80,7 a los 77,7 años, la mayor caída del país, junto con las experimentadas en Ohio (-2,7 años) y Nueva Jersey y Alabama (-2,6).

Hawái vs. Mississippi

El mejor dato lo registró Hawái, con una media de 80,7 años, seguido de Washington (79,2) y Minnesota (79,1). Por el contrario, Mississippi (71,9), Virginia Occidental (72,8) y Luisiana (73,1) tuvieron los peores registros.

Una estadística positiva es la tasa de mortalidad infantil, que disminuyó un 2,9% respecto a 2019. Todos los rangos de edad sufrieron un aumento de la mortalidad salvo el de los niños de 1 a 4 años, cuya cifra de 2020 estuvo un 0,6% por debajo de la de 2019.

Fuente: National Center for Health Statistics

 

Por sexo, la esperanza de vida masculina es inferior en todos los estados. Hawái acaparó los mejores registros para ambos sexos (77,6 años en hombres y 83,8 en mujeres). Por el contrario, Mississippi cosechó los peores (68,6 y 75,2).

Principales causas de mortalidad

Las cardiopatías continuaron siendo la principal causa de mortalidad entre los estadounidenses. Hasta 168 personas por cada 100.000 fallecieron en 2020 debido a afecciones del corazón, 7 más que en 2019. Tras las cardiopatías, el cáncer fue el segundo motivo de defunción. Ahora bien, registró un leve descenso (de 146 a 144 muertos por cada 100.000 habitantes). La tercera causa de mortalidad fue el coronavirus, que mató a 85 de cada 100.000 personas. Además, se registró un incremento del número de fallecidos por diabetes, alzhéimer y homicidios.