España: el Gobierno de Sánchez oficializa el reconocimiento del Estado de Palestina

El Consejo de Ministros se reúne este mismo día para cerrar por completo el trámite por el que pasa a reconocer a Palestina junto a Irlanda y Noruega.

"Una decisión histórica con el único objetivo de contribuir a que israelíes y palestinos alcancen la paz". Así defendió este martes el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el reconocimiento del Estado de Palestina. El Consejo de Ministros español se reunió este mismo día para oficializar dicho reconocimiento de manera formal. A partir de entonces, el Reino de España se suma a los más de 140 países que dan reconocimiento pleno a Palestina.

Tensión con Israel

La decisión del Gobierno socialista provocó un gran revuelo y un conflicto diplomático aún abierto con Israel, quien denunció la medida como de "recompensa" para los terroristas de Hamás. De acuerdo con el Estado hebreo, que el reconocimiento se produzca durante un episodio bélico del que acusan a Hamás de ser el causante resulta en una consecuencia positiva a los ataques de 7 de octubre perpetrados por los islamistas en el sur de Israel.

En su breve alocución, Sánchez se dirigió directamente a sus homólogos israelíes para calmar las tensiones. Aseguró que la medida no está dirigida "contra nadie, menos aún contra Israel", con quien el presidente de Gobierno aseguró que España mantiene buenas relaciones.

No convenció al ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, quien este martes acusó al socialista español de ser "cómplice de incitación al asesinato del pueblo judío" por tolerar las declaraciones de miembros de su Gobierno.

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, al margen del desfile de las Fuerzas Armadas, aseguró que el Gobierno encabezado por el histórico líder del partido Likud mantiene una política genocida en la Franja de Gaza. Pocos días antes, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con quien Sánchez pactó su Gobierno de coalición, cerró un comunicado con la consigna "desde el río hasta el mar", que comúnmente reclama todo el territorio de Israel para el Estado de Palestina y por ende supone el fin del Estado hebreo.

La decisión de España provocó por el momento el retorno a Jerusalén de la embajadora israelí en Madrid y una parálisis de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Fronteras de 1967

España se une así a Noruega e Irlanda, con quien tomó la decisión de forma conjunta. Sin embargo, aún hay división en el resto de la Unión Europea. Los analistas estiman que para un cambio de paradigma internacional, es necesario que se unan a la ola de reconocimiento los tres países de mayor peso en Europa: Francia, Alemania y Reino Unido.

El reconocimiento contempla el Estado Palestino con sus fronteras de 1967 que incluyen Gaza, Cisjordania. También la parte este de Jerusalén como capital de dicho Estado, pese a que Israel reclame toda la ciudad como su capital y así lo reconozca Estados Unidos desde 2021.