"El socialismo deriva en esclavitud y muerte": Javier Milei arremete en contra de la izquierda en el Europa VIVA 24

El presidente de Argentina participó en el evento organizado por el partido español liderado por Santiago Abascal. También intervinieron figuras como Georgia Meloni, primer ministro de Italia, la diputada francesa Marine Le Pen y el diputado portugués André Ventura.

Patria, libertad, prosperidad y futuro. Con la intención de defender esos valores se reunieron durante este fin de semana los líderes de derecha y defensores de la libertad en el mundo durante el evento Viva 2024 del partido político español Vox, liderado por Santiago Abascal. La actividad contó con varios invitados, pero uno destacó entre ellos: el presidente de Argentina Javier Milei. Marine Le Pen, diputada y ex candidata presidencial de Francia; André Ventura, diputado de Portugal y el presidente del Partido Republicano de Chile, José Antonio Kast, también participaron presencialmente en el encuentro.

De manera virtual participaron los primeros ministros de Italia y Hungría, Viktor Orbán y Giorgia Meloni. Así el Palacio de Vistalegre Arena de Madrid, escuchó los discursos de líderes mundiales que resaltaron la importancia de que los ciudadanos defiendan las ideas de libertad y se levanten en contra del socialismo y el comunismo no solo en Europa sino en todo el mundo.

En eso, justamente, insistió Mercedes Schlapp, ex directora de Comunicaciones Estratégicas de la Casa Blanca durante la Administración Trump. Schlapp sostuvo que se debe detener a los comunistas que quieren acabar con las libertades de las personas. Insistió en exigir que Cuba, Nicaragua y Venezuela conquisten la libertad.

"No podemos permitir que los comunistas ganen. Hay que asegurarnos de que hacemos todo lo que podemos hacer para nuestra libertad. Libertad para Cuba y Venezuela",  dijo Schlapp ante el aplauso multitudinario de los asistentes al evento en el que estuvo presente Voz Media.

De igual manera, Roger Severino, vicepresidente de Heritage Foundation, aseguró que el presidente Donald Trump tuvo muchos logros durante su Gobierno. Sin embargo, resaltó que en el momento en el que consolidaba su éxito como mandatario, fue interrumpido. Por ello, dijo, espera que Trump regrese este año a la Casa Blanca para que cumpla con lo que prometió.

Entre tanto, André Ventura, diputado de Portugal y presidente de Chega sostuvo que, a pesar de que espera que Trump gane la Presidencia, la defensa de la libertad trasciende los nombres de los líderes. Aseguró que la batalla cultural que se está dando tiene como finalidad evitar el fin de la civilización occidental como se conoce en la actualidad.

"No es solo sobre un líder. Lo que está verdaderamente en causa es el futuro de la civilización” , explicó Ventura.

José Antonio Kast, líder del Partido Republicano de Chile, precisó que en el caso de Chile, el Gobierno de Gabriel Boric -al que tildó de un travesti político- es el peor de la historia chilena desde la salida del dictador Salvador Allende:

"Es un travesti político que prometió que bajo su gobierno llegaría la tumba del liberalismo, y ahora como presidente nos pretende dar cátedra de crecimiento económico y en inversiones. Ese Gobierno que hoy se disfraza de policía, que usa un lenguaje duro contra la inmigración, no ha cambiado nada. La izquierda radical no cambia, solo se disfraza, se transforma y traviste políticamente. Lo hacen porque se sienten derrotados, pero apenas tengan más fuerza otra vez, volverán con sus afanes revolucionarios y a validar la violencia como método de acción política", resaltó Kast.

Entre tanto, Santiago Abascal resaltó la defensa de la familia y la prosperidad. Además, mencionó que las consecuencias de la inmigración ilegal son responsabilidad de los socialistas. Abascal enfatizó que los europeos -a su juicio- deben votar el próximo 7 de junio por un cambio de rumbo en la Unión Europea. También agradeció al ministro de Asuntos de la Diáspora de Israel, Amichai Chikli, por asistir al evento. 

"Vamos a construir juntos una Europa que respete la soberanía de las naciones, el derecho que tiene cada pueblo a elegir su futuro. Una Europa que proteja sus fronteras, que proteja su riqueza y que explote sus propios recursos para no depender de potencias hostiles, que proteja a la familia como institución fundamental de nuestra sociedad y la vida desde su concepción hasta la muerte natural; que destierre a todos los que pretenden someterla a distintos fanatismos, viejos o nuevos, nos da igual que hayan desembarcado en las playas o que hayan venido en aviones privados", dijo Abascal. 

El discurso más esperado fue el del presidente de Argentina, Javier Milei, quien hizo un repaso sobre los males del socialismo y sostuvo que cada vez son más las personas que dejan atrás al comunismo y se acercan a las ideas de libertad. Explicó cómo el capitalismo ayudó al desarrollo de la civilización y la prosperidad de los países.

"Esa ideología esconde lo peor del ser humanos, que es la envidia, el odio, el resentimiento, el trato desigual ante la ley y si es necesario el asesinato. Nunca se olviden que los malditos socialistas asesinaron 150 millones de seres humanos", expresó Milei.

Asimismo, Milei señaló que "el socialismo, necesariamente, deriva en esclavitud y muerte. Abrirle la puerta al socialismo es invitar a la muerte ¿Saben qué es lo mejor para los trabajadores? Que pacten libremente sus contados con sus empleadores , ¿Saben qué es lo mejor para mujeres? Que dejen de tratarlas como víctimas que necesitan cuidados especiales".

"La función del Estado, en caso de existir, es defender la vida, la propiedad y las libertades de los individuos. Las elites globales no se dan cuenta de lo destructivo que puede llegar a ser implementar las ideas del socialismo, porque lo tienen demasiado lejos, no saben qué tipo de sociedad y país pueden producir, que calaña de gente atornillada al poder y qué niveles de abusos pueden llegar a generar", señaló Milei.

Ciudadanos apoyan a Javier Milei durante su discurso en Viva 2024
(AFP)

Finalmente, el mandatario argentino sostuvo que seguirá dando la batalla cultural aunque sea presidente. A su juicio, los defensores de la libertad siguen luchando sin importar si tienen algún cargo.

"Me importa un rábano la opinión de los zurdos. Me dicen, ¿Cómo va a hablar así de otros mandatarios internacionales? Yo digo: la batalla cultural es un compromiso inalienable. La libertad siempre se impone sobre la muerte y el bien siempre triunfa sobre el mal (...). No cedamos frente al socialismo, vamos a enfrentarlo con mayor valentía", expresó Milei.